Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEDIO AMBIENTE

Siete Aguas prevé instalar una central térmica de gas y biomasa

Siete Aguas tendrá una central térmica de biomasa que producirá electricidad a partir de gas natural y residuos madereros de fábricas de mueble si el informe técnico municipal que se ha encargado es favorable y según decisión unánime de los concejales del Ayuntamiento tomada ayer. La inversión que se generará en los 60.000 metros cuadrados que ocupará la instalación ascenderá a los 1.350 millones de pesetas y correrá a cargo de la empresa valenciana Altair Tecnología, SA.Esta central quemaría 108 toneladas de residuos al día, entre los procedentes de la industrias del mueble y los de podas municipales y forestales. Ésto, junto con el 30% de gas natural, produciría 8.500 kilowatios que se vertirían a la red eléctrica más cercana.

La central, como explican sus responsables, produciría tres tipos de residuos: gases de escape CO2, partículas y calor residual. Sobre la emisión de CO2, el director técnico de la futura central informó que las emisiones están dentro de lo permitido por la UE y que son menores que las que genera otro tipo de centrales térmicas.

Por otra parte, los residuos de partículas junto con las cenizas que se producen se venderán a la factoría de Valenciana de Cementos en Buñol y el calor residual se utilizará en poner en funcionamiento invernaderos para uso agrícola hasta un total de 15 hectáreas.

La instalación creará según el gerente 15 puestos de trabajo directos. La central se instalaría a cuatro kilómetros del casco urbano en una zona entre el límite de Siete Aguas y Requena, cercana a la A-3, que habría que recalificar si finalmente se ubicara allí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000