Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boitchev estrena una obra teatral sobre la guerra en los Balcanes

Historia absurda

La nueva producción del Teatro Nacional de Cataluña (TNC), El coronel ocell, llevará hasta los escenarios a un autor hasta ahora inédito en España. Se trata del dramaturgo búlgaro Hristo Boitchev (Orlovetz, 1950), uno de los más afamados de su país. El estreno, el próximo jueves, coincide con un pequeño fenómeno europeo en torno a este texto, del que se han realizado 27 montajes en 15 países y que se ha llevado también al cine. La pieza está dirigida por Rafel Duran, que la define como una "sátira política", con la guerra de los Balacanes como paisaje de fondo.En un monasterio abandonado y reconvertido en hospital psiquiátrico, seis pacientes y un doctor tratan de sobrevivir al frío, la escasez de alimentos y la amenaza de los lobos. Su situación sufre un giro inesperado cuando, por error, la OTAN deja caer en la zona ayuda humanitaria y uniformes militares. Uno de los pacientes, coronel en su juventud, toma el mando de la situación y conduce al resto en una descabellada campaña que tiene por objeto acampar en uno de los centros europeos de poder político. Ésta es la trama argumental de una historia narrada con mucho humor, para la que el autor se inspiró en una noticia publicada en la prensa búlgara. "Es frecuente que Occidente envíe ayuda humanitaria como ésta. En una ocasión envió corbatas a un hospital", explicaba ayer Boitchev, que se encuentra en Barcelona para asistir al estreno.

Con sólo cinco obras, el prestigioso dramaturgo -en 1989 coincidieron 40 producciones simultáneas de sus textos en los escenarios búlgaros-, es famoso por sus sátiras políticas en televisión, y en 1996 se presentó como candidato a las elecciones para la presidencia de Bulgaria, en las que obtuvo el tercer puesto. Sin embargo, afirma que al escribir El coronel ocell su intención no era la de hacer una pieza política. "Sólo quería contar una historia que es tan divertida como absurda e increíble", aseguró durante la presentación del montaje. "Es una historia antigua. El ser humano tiene el imperativo de buscar una salida para ir a alguna parte, y lo tiene desde que fue expulsado del paraíso", señaló el autor. "Se trata de buscar el paraíso espiritual, porque mucha gente ha logrado ya el material. Pero una de las ilusiones del ser humano consiste en creer que el paraíso espiritual pasa por el material, y esto es lo que les ocurre a mis protagonistas". Para Duran, la obra permite tantas lecturas como directores se enfrenten al texto, pero especialmente "hay dos formas de verlo, desde los países del Este y desde el Oeste". El director ve en la pieza "una gran reflexión sobre la unión de las dos Europas", vertida en "un espectáculo delirante". El montaje, protagonizado por Joan Carreras, Joan Cusó, Carme Fortuny, Jordi Martínez, Jordi Puig Kai, Mingo Ràfols y Artur Trias, estará en cartel hasta el 3 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de noviembre de 2000