Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fondos europeos financiarán la recuperación del final del río Besòs

Si no hay contratiempos, en el año 2004 el tramo final del río Besòs ofrecerá un aspecto que nada tendrá que ver con el actual: habrán desaparecido las torres de alta tensión y el cauce se habrá recuperado y transformado. Será la continuación del parque fluvial que actualmente llega hasta el puente del Molinet, en Santa Coloma de Gramenet (barcelonés). La recuperación del tramo final del río cuesta 2.700 millones de pesetas y el proyecto ya ha sido seleccionado por el Ministerio de Hacienda para presentarlo ante la Unión Europea.

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona precisaron ayer que las ayudas pueden ser realidad en el plazo de meses. Bruselas suele aprobar los proyectos que ya han sido seleccionados por los gobiernos de los respectivos países. En esa situación se encuentra el proyecto de la regeneración de los últimos 2,7 kilómetros del cauce del Besòs hasta su desembocadura en el mar. El proyecto implica la recuperación integral de un total de 36 hectáreas junto al cauce en las que se debe eliminar los residuos, recuperar el lecho del río y regenerar la desembocadura.

También se proyecta adecuar los márgenes para habilitar un espacio de ocio, tal como ya se hizo en la parte ya recuperada; desde Montcada (Vallès Occidental) hasta Santa Coloma. Igual que en esa fase, el proyecto prevé la implantación de mecanismos de seguridad, como presas inflables y un sistema de alerta que advierta del riesgo de inundaciones en el parque.

En la misma fase de tramitación en Bruselas se encuentra también el proyecto para la construcción de varios depósitos pluviales, la mejora del sistema de colectores de la ciudad y los mecanismos para el aprovechamiento de las aguas freáticas. Estas actuaciones supondrán una inversión de 9.400 millones de pesetas. El Ayuntamiento deberá completar esas inversiones con una cifra equivalente al 20% de la cantidad que se reciba de Bruselas.

La UE ya ha aprobado la concesión de fondos para financiar el 80% de los 3.050 millones que costará la implantación de centrales de recogida neumática -el sistema ya funciona en la Villa Olímpica- en Ciutat Vella, Diagonal Mar y la Sagrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de noviembre de 2000

Más información

  • La partida más importante se destinará a los depósitos de agua