Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hezbolá capturó al coronel israelí dentro de Líbano

El coronel no fue capturado en Suiza, tal y como informó el domingo la guerrilla Hezbolá

El coronel israelí de artillería en la reserva Elhanan Tannenbaum, de 54 años, no fue capturado en Suiza, tal y como informó el domingo la guerrilla Hezbolá, sino en Líbano, cuando el militar trataba de infiltrarse en las filas de esta organización islamista libanesa, según reveló ayer en Beirut el dirigente de esta formación, el jeque Hasán Nasrala.El responsable de Hezbolá, autor de la primera versión, mantuvo, sin embargo, el otro elemento clave de su declaración: el coronel es agente del Mosad, el espionaje exterior israelí.

La pista suiza provocó la alarma en Israel, pues ésta hubiera significado que Hezbolá había alcanzado un elevado grado de sofisticación en sus acciones.

El coronel fue capturado en la capital libanesa mediante una trampa tendida por Hezbolá.

Tannenbaum, que oficialmente trabaja en Lausana en dos empresas electrónicas vinculadas a la industria armamentista de Israel, había establecido un contacto con un destacado militante de Hezbolá en Beirut, a través de una persona interpuesta, con el fin de comprarle información e intentar reclutarlo como agente al servicio de Israel.

El militante de Hezbolá puso el hecho en conocimiento de sus superiores, con los que planeó la operación en la que el militante tuvo que asumir el papel de anzuelo; primero se ganó la confianza del coronel facilitándole información importante, pero no vital, y después le animó a viajar a Líbano, donde el coronel fue capturado.

"Llegó a Líbano, procedente de Bruselas, donde entró con pasaporte israelí; después lo cambió por otro belga falso", informó el líder de Helzbolá.

La organización islamista ha anunciado su disposición a canjear al coronel y a los tres soldados, capturados hace una semana cerca de la frontera internacional, por presos libaneses y un grupo no determinado de reclusos palestinos encarcelados en Israel, además de otras condiciones consideradas maximalistas por los observadores.

Información censurada

El secuestro de este supuesto agente del Mosad tomó por sorpresa al Gobierno de Ehud Barak, que en la noche del domingo consiguió de un tribunal de Jerusalén una orden que prohibía a los medios de información publicar datos no oficiales.La demanda ante los tribunales fue planteada por los servicios secretos israelíes en el interior, el Shin Beth, alegando que la divulgación de cualquier tipo de información no contrastada oficialmente podría poner en peligro la vida de terceras personas, sin especificar los motivos.

La iniciativa judicial de los responsables del Shin Beth, tratando de colocar una losa de silencio sobre este secuestro, parece contradecirse con las declaraciones a la prensa del propio Ehud Barak, que el domingo afirmó que el capturado es "un ciudadano ordinario, un hombre de negocios que nada tiene que ver con los servicios de seguridad israelíes".

El jefe del Gobierno trató asimismo de descalificar la importancia cualitativa de la operación del Hezbolá señalando que "parece más bien una acción de la Mafia que una acción militar". El primer ministro Barak ha solicitado ayuda a la comunidad internacional para lograr la liberación del coronel y la de los tres soldados. Según la prensa de la zona, incluida la iraní (país muy influyente en la dirección de Hezbolá), entre esos esfuerzos negociadores se encuentra el del Gobierno español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de octubre de 2000