El PP recurre la ley navarra que permite a los homosexuales adoptar niños

Los populares consideran que la norma desprotege a los menores

El PP ha presentado un recurso de inconstitucionalidad contra la ley navarra que equipara los derechos de las parejas de hecho con los matrimonios tradicionales y que permite que los homosexuales puedan adoptar niños. Los populares, que alegan que este tipo de norma es competencia exclusiva y prioritaria del Congreso, consideran que los niños adoptados por homosexuales pueden sufrir problemas de "formación y educación".

Los 87 diputados populares, entre ellos los tres de UPN adscritos al grupo, apoyan el recurso presentado ante el Tribunal Constitucional y que se basa en la tesis de que Navarra ha vulnerado el artículo 149.1 regla 8ª de la Constitución, que otorga al Estado competencia exclusiva para regular las formas del matrimonio. La ley navarra, aprobada en junio con el apoyo del PSN-PSOE, EH, Convergencia de Demócratas de Navarra, IU-EB y EA-PNV, y en vigor desde el 3 de julio pasado, permite la adopción de niños por parejas homosexuales. La resolución del Constitucional incidirá en todas las regulaciones de esta materia que se han hecho o se tramitan en las comunidades autónomas.El diputado popular Jaime Ignacio del Burgo explicó que toda regulación sobre definición, derechos y deberes de las parejas de hecho es competencia exclusiva del Congreso de los Diputados, que aún no la ha realizado, y añadió que el tema "debería ser objeto de un gran debate político y social" que evite las posibles "discriminaciones" de una fragmentada regulación autonómica. "Por esta vía", comentó, "podríamos encontrarnos con el absurdo de que una comunidad decidiera que la poligamia es aceptable como forma de matrimonio y le aplicara a continuación las ventajas del matrimonio". Según Del Burgo, la ley navarra define y regula, aunque sin definirla como tal, "una nueva forma de matrimonio", sin que la pareja presente ningún consentimiento. El recurso considera que la ley foral vulnera el artículo 2.2 del Amejoramiento del Fuero navarro, que especifica que la ley autonómica no puede afectar a competencias inherentes a la unidad constitucional, como la regulación de las relaciones jurídico-civiles en forma de matrimonio.

Los tres diputados navarros del PP, Del Burgo, José Cruz Pérez Lapazarán y Eva Gorri, impulsores del recurso, insistieron en que éste "carece de cualquier consideración religiosa, ética o moral". El PP argumenta que la ley foral equipara parejas y matrimonio, con sólo un año de convivencia acreditada o un hijo común, y les aplica las ventajas del matrimonio. Así, dice el recurso, se vulnera el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad (artículo 10.1 de la Constitución), ya que se adjudica forzosamente un régimen matrimonial a personas que han ejercido su derecho a no contraerlo. La aparición en listados o registros públicos de esas parejas vulneraría el derecho a la intimidad (artículo 18 de la Constitución) de quienes no quisieran revelar su condición de pareja.

Sobre el derecho de adopción por parejas homosexuales, el recurso alude a una presunta incongruencia con los principios constitucionales que obligan a los poderes a proteger el interés del menor. La lectura del PP es que los niños susceptibles de ser adoptados por parejas de homosexuales "tendrán múltiples problemas de relación", insistió Del Burgo. "No discutimos una opción de pareja como la homosexual", explicó el diputado, "que lleva implícita la renuncia a los hijos. Sólo decimos que el concepto constitucional de familia no contempla la formada por dos personas del mismo sexo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS