Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DE LOS CARBURANTES

Pescado racionado

El pescado fresco es un bien preciado y escaso en Andalucía. Con el cierre de los grandes mercados centrales de Sevilla y Málaga y mucha flota amarrada, encontrar este producto es una tarea difícil.Las pescaderías de los mercados de Málaga cerraron ayer y los ánimos de los propietarios de algunos restaurantes empezaron a calentarse. "La huelga no es nuestra", afirmó ayer Matías Soler, presidente de la Asociación de Detallistas de Pescado de Málaga.

Tampoco vendieron mercancía los 30 puestos de pescado en el mercado central de Castellón. Unos 200 pescadores impidieron a primeras horas de la mañana su venta. En el interior de la provincia, en la comarca del Maestrazgo, los trabajadores del mar cortaron el tráfico durante dos horas en la carretera N-340. Hace 11 días que la flota castellonense permanece amarrada como protesta por el alza del precio del gasóleo.

Por el mismo camino van los pescadores murcianos, que bloquearon durante unas horas los puertos de Cartagena y Escombreras.

Los de Motril (Granada) pasaron la noche en el muelle para evitar el atraque de los dos petroleros de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) que permanecen fondeados en alta mar desde el pasado sábado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000