Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada la causa contra Escribano por negarse a sustituir a Jone irizelaia

El juez de Instrucción número 6 de Bilbao, José María Egia, ha archivado la causa por "desobediencia" abierta contra el decano de los abogados de Vizcaya, Eduardo Escribano, al retirar el fiscal la acusación. Escribano había sido imputado en un delito de desobediencia por negarse a designar un abogado de oficio en sustitución de la letrada de Euskal Herritarrok Jone Goirizelaia, que fue multada y apartada de un juicio por rechazar el sistema de traducción del euskera al castellano. Los hechos se produjeron el 15 de octubre de 1998, fecha en la que se produjo la vista oral contra el alcalde de la localidad vizcaína de Ajangiz, Juan Pedro Urizar (EH), acusado de denegación de auxilio a la Justicia por la negativa de la corporación municipal a colaborar con el Ejército en el reclutamiento de mozos. El juicio fue suspendido al rechazar la representante legal del procesado, Jone Goirizelaia, la presencia de un intérprete que tradujera las palabras de su cliente. La letrada fue sancionada con el pago de 100.000 pesetas y apartada del caso. Suspendida la vista oral, el magistrado Mariano Ascandoni concedió al acusado un plazo de 15 días para designar otro abogado y, señaló que, en su defecto, se le asignaría un letrado de oficio.

Pese a lo dispuesto por el juez, Urizar decidió mantener a Jone Goirizalaia, por lo que Ascandoni requirió al Colegio de Abogados de Vizcaya que nombrara un abogado de oficio. Sin embargo, la Junta de Gobierno del organismo colegiado rehusó hacerlo por considerar que no se daba ninguno de los supuestos que justificaran esa designación. El juez solicitó entonces al Juzgado de guardia la deducción de testimonio al decano del colegio, Eduardo Escribano, por desobediencia.

La defensa de Escribano presentó un escrito a finales del pasado mes de junio, solicitando el sobreseimiento de la causa. Alegaba que no se preveía en el turno de oficio un caso de estas características, y que, de procederse al nombramiento de otro letrado, se vulneraría del derecho de la libre designación de abogado que asistía al procesado. El magistrado dio traslado del escrito a la Fiscalía, tras lo cual, ésta decidió retirar la acusación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de septiembre de 2000