ARQUEOLOGÍA - LAS SALAS PUEDEN VISITARSE GRATIS HOY Y MAÑANA

Una exposición sobre Tartessos, primera gran cita del Museo Arqueológico de Alicante

La andadura del nuevo Museo Arqueológico de Alicante (Marq) comenzó ayer con la apertura al público de cuatro muestras permanentes y una temporal. Esta última es la exposición itinerante Argantonio, Rey de Tartessos, que permanecerá en Alicante hasta el 25 de octubre tras su paso por Sevilla y Madrid. La muestra se compone de 250 piezas procedentes de 33 museos, algunos de ellos de la talla del Louvre parisino y el British Museum londinense. El presidente de la Diputación, Julio de España, y el de la Generalitat, Eduardo Zaplana, presidieron el acto.

Tartessos es el nombre que dieron los griegos al punto más lejano del Occidente que ellos llegaron a conocer. Fue un lugar irrigado por el Guadiana, el Guadalete y el Guadalquivir. Del siglo IX al VI a. C. se desarrolló en ese marco la cultura tartésica, de cuyos reyes sólo se conoce a ciencia cierta a Argantonio -nombre que significa "señor de la plata"-. De los tartesios interesa su permeabilidad a influencias de Oriente a través de su contacto con los fenicios, una contaminación que puede rastrearse en sus manifestaciones artísticas.Piezas que dejan ver esa huella oriental pueden verse en la muestra, organizada por la Fundación El Monte, el Consorcio de Museos de la Generalitat y el Museo Arqueológico Nacional. Uno de los integrantes más significativos de la exposición es el tesoro de El Carambolo, que se expone por primera vez fuera de Sevilla. Se da la circunstancia de que el Marq expone también de forma temporal los tesoros de Villena y de la Marina Alta, con lo que pueden verse por primera vez juntas estas tres muestras de orfebrería ibérica.

El MARQ abre también con cuatro de sus cinco salas permanentes operativas. Son las dedicadas a la Prehistoria, la Edad Media y las culturas íbera y romana. Por todas ellas se pasearon Eduardo Zaplana, Julio de España, el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, y otras autoridades. Previamente, a las puertas del nuevo museo, el obispo auxiliar de la Diócesis de Alicante, Jesús García Burillo, y otro sacerdote, bendecían estola al cuello e hisopo en mano las instalaciones mientras dentro, frente a las pantallas que retransmitían en directo el evento, las fuerzas vivas se santiguaban sin dejar de consultar los mensajes de sus móviles.

Terminado el recorrido por las salas, llegó el momento de los discursos. A Julio de España, principal impulsor del Marq, le correspondió el capítulo de los agradecimientos. Al presidente de la Generalitat, al diputado provincial de Cultura, a los arqueólogos, a sus asesores e incluso a las empresas encargadas de la rehabilitación y adecuación del antiguo Hospital Provincial.

Eduardo Zaplana tomó la palabra después de que De España dijera que ayer abría sus puertas "el mejor centro arqueológico de Europa". El presidente autonómico asumió el papel de la autopromoción. "No encontrarán un país o una región próspera que no haya desarrollado una actividad cultural. Los países más prósperos son los que tienen las manifestaciones culturales más pronunciadas", dijo, y después abrió el diafragma de su objetivo. Enunció: "Estamos en un momento excepcionalmente bueno", y habló del Pont del Bimil.lenari de Elche, de Terra Mítica, del Palacio de Congresos de Alicante y del Tribunal de Marcas. Aplaudido por alcaldes, diputados, empresarios y profesionales de este tipo de actos que sumaron cerca de los mil invitados, dio por concluida la apertura de unas instalaciones que durante este fin de semana se podrán visitar gratuitamente.

Sólo un fallo de protocolo deslució el acto. Sin que se conozcan los motivos, la organización impidió el acceso al museo de la diputada de EU Ángela Llinares, que había confirmado su asistencia como otros muchos parlamentarios. "Me han dicho que no cabía, pero detrás de mí han pasado decenas de concejales y cargos del PP, lo que me parece de muy mal gusto", señaló Llinares antes de abandonar el recinto sin conseguir ver su contenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50