Crece el riesgo económico

La agencia de medición de riesgo Standard & Poor's (S&P) rebajó ayer, de estables a negativas, las perspectivas de endeudamiento a largo plazo de Perú por la incertidumbre económica derivada de sus últimos acontecimientos políticos. La agencia S&P explica que su nueva calificación refleja "las renovadas tensiones políticas" a raíz del anuncio de dimisión del presidente, Alberto Fujimori, la convocatoria inesperada de nuevas elecciones y el desmantelamiento del Servicio de Inteligencia Nacional. Standard & Poor's vaticina que "el incremento de la incertidumbre política perjudicará la inversión, aumentará los costes financieros y ralentizará la economía". Ante esta nueva situación, S&P recomienda "prudencia" en la política macroeconómica para que ésta se mantenga en la línea actual y pide que no se obstruyan los avances del país en privatizaciones y concesiones. Asimismo, Standard & Poor's confía en que la actual Administración sea capaz de pagar los 80 millones de dólares (casi 16.000 millones de pesetas) de intereses de la deuda comercial reestructurada por el Plan Brady que tiene Perú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50