Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat desafía al Gobierno y colocará adhesivos 'CAT' en todos sus vehículos oficiales

Todos los coches oficiales de la Generalitat de Cataluña, incluido el vehículo oficial de su presidente, Jordi Pujol, lucirán un adhesivo con las siglas CAT, de Cataluña, junto a la matrícula, según informaron ayer fuentes de la Presidencia del Gobierno catalán. Convergència i Unió (CiU) ha decidido desafiar con este gesto al Gobierno central y mostrar su malestar por la decisión de no incluir el distintivo autonómico en el nuevo sistema de matriculación. El adhesivo se colocará, no obstante, justo al lado de la matrícula para no vulnerar la ley. El presidente del Gobierno español, José María Aznar, evitó ayer pronunciarse sobre la polémica: "Yo no participo en debates sobre las chapas de los coches", manifestó con evidente desdén.

Reglas del juego

Los Mossos no tendrán como prioridad retirar el distintivo 'CAT' de los coches

Maragall cree que el Gobierno ha regalado un motivo de queja y batalla política a la oposición, particularmente a los nacionalistas, porque les permite confrontarse con el PP en un asunto simbólico en unos momentos en que CiU tiene dificultades para distanciarse de los conservadores. Por su parte, las dos principales entidades municipalistas de Cataluña, la Federación de Municipios (FMC), de mayoría de izquierdas, y la Asociación de Municipios (AMC), en la órbita de CiU, también emplazaron al Gobierno del PP a rectificar su decisión. El presidente de la FMC, el socialista Manuel Mas, ha dirigido una misiva al vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que pide que el modelo "tenga en cuenta la realidad plurinacional reconocida en la Constitución".

La ACM ha enviado a todos los ayuntamientos catalanes una propuesta de moción para solicitar al Gobierno un cambio en el sistema de placas. Entre los municipios que ya han aprobado una moción contraria a la normativa destacan Vilanova i la Geltrú (Garraf), la localidad natal del ministro Josep Piqué, y Granollers (Vallès Oriental), donde el PP se ha sumado a la propuesta. El Consejo Comarcal de la Anoia repartirá a partir de hoy adhesivos con el distintivo CAT.

Girona, la primera

Las instituciones de Girona han sido de las primeras en expresar su rechazo al nuevo sistema de matriculación y en promocionar el adhesivo CAT en los vehículos oficiales. El martes la Diputación de Girona aprobó una moción en la que se afirma que la medida del Gobierno "es una falta de respeto a la plurinacionalidad de España".El texto fue aprobado por unanimidad al contar con el apoyo de CiU, el PSC y ERC. El PP no está representado en el pleno. El presidente de la Diputación de Girona, Carles Páramo, colocó ayer un adhesivo CAT junto a la matrícula de un coche oficial.

El alcalde de Girona, Joaquim Nadal, también anunció el mismo martes que los coches de la policía municipal llevarán la pegatina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 2000

Más información