EL PRECIO DE LOS LIBROS DE TEXTO

Libreros y editores inician una campaña de movilización contra los descuentos

Preparan una publicación de gran tirada y un manifiesto para sensibilizar a la opinión pública

Folletos, actos, un manifiesto e incluso una publicación de gran tirada y fácilmente disponible son algunas de las acciones que preparan libreros, editores, distribuidores y escritores para que nadie olvide que están en contra de la liberalización de los descuentos en el precio de los libros de texto, aprobada en el Consejo de Ministros del 23 de junio. Serán campañas para sensibilizar a la opinión pública y presionar al Gobierno. Los libreros afirman que perdieron en 1999 5.000 millones de pesetas con el descuento del 12% y que ahora, con los descuentos libres, perderán 10.000 millones.

"Menos precio"

Editores y libreros se fueron de vacaciones en agosto con los deberes de septiembre planificados. Ayer se reunió la comisión nombrada por el Gremio de Editores de Cataluña para redactar el borrador de un manifiesto de protesta por la liberalización de los descuentos en el precio de los libros de texto, que será suscrito por editores, libreros y escritores. Los redactores serán Jorge Herralde (Anagrama) y Xavier Folch (Grup 62), y en la comisión están también el presidente del gremio, Jordi Úbeda, y el secretario, Segimon Borràs.El manifiesto será leído y distribuido en un encuentro del mundo de la cultura, probablemente en la segunda quincena de septiembre. "Queremos que sea antes del Liber", afirmó Úbeda. Liber 2000 se celebra en Barcelona, del 11 al 14 de octubre. Quieren evitar que suceda lo que pasó hace dos años en Madrid, cuando se decidió el descuento del 12% para los libros de texto y los editores silbaron al entonces director general del Libro, Fernando Rodríguez Lafuente, en la inauguración del salón y boicotearon todos los actos programados con editores y escritores de Brasil, país invitado. En esta edición, el país invitado es México, y los encuentros entre mexicanos y españoles se desarrollarán la semana antes para no coincidir con el puente del Pilar.

Editores, libreros, escritores y distribuidores se han coordinado para editar una publicación de gran tirada que preparan en secreto. Sólo se sabe que en el texto tratarán de dar argumentos y respuestas a las preguntas que, en general, cualquiera se hace ante el modelo elegido por el Gobierno para regular el precio de los libros. Abordará asimismo el precio fijo de los libros y los descuentos libres en el precio de los libros de texto desde un punto de vista económico asequible para todo el mundo. Será presentado en un gran acto en Madrid, en octubre, en el que se prevé una numerosa asistencia de todos los sectores del libro.

La Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) ha elaborado un tríptico en el que, con el título de "Menos precio a los libros", expone con gran claridad su opinión crítica sobre el decreto-ley de liberalización en los descuentos en el precio de los libros de texto. CEGAL ha editado dos millones de ejemplares del folleto y los ha distribuido a 30.000 puntos de venta de textos escolares, de los que 3.500 son librerías.Los libreros se consideran los más perjudicados por las medidas del Ejecutivo. "Lo que el Gobierno ha hecho es poner la pelota en nuestro tejado, en lugar de haber hecho lo que tenía que hacer: dar el libro gratuito en la enseñanza obligatoria", afirmó Charo Albarrán, directora general de Casa del Libro. "Las grandes superficies aprovechan el tirón con gran desventaja para muy buenos libreros pequeños que no se pueden permitir los descuentos que hacen los híper y para los que la venta de libros de texto es fundamental para sobrevivir".

Casa del Libro mantiene el descuento del 12% en los textos escolares, da grandes facilidades de pago y un pequeño obsequio por la compra de libros de texto. "Nuestro objetivo", dijo Albarrán, "es , en lugar de los grandes descuentos, dar calidad de servicio". También la cadena Crisol se ha decidido por el descuento máximo del 12%, que complementa con otras ventajas.

Jordi Úbeda calificó la medida del Gobierno de "muy grave". "En Cataluña tendrá efectos muy negativos, porque se puede destruir un tejido muy rico de librerías, sobre todo en poblaciones importantes de comarcas que tienen cerca un hipermercado Carrefour. No me canso de decir que los padres se lo tienen que pensar bastante, porque nadie da duros a cuatro pesetas".

Los sectores del libro prevén un otoño caliente. Las manifestaciones de protesta se sucederán y se aprovecharán todas las circuntancias para hacer llegar su protesta por la política del Gobierno, que les aleja de la corriente europea de defensa del precio fijo. Líber 2000 se convertirá en una caja de resonancia, y también la Feria Internacional del Libro de Francfort (del 18 al 23 de octubre), donde los libreros y editores españoles cuentan con el apoyo total de la toda poderosa Börsenwerein, la Asociación de Libreros y Editores Alemanes.

Los libreros y editores españoles dan por perdida la batalla de la liberalización de descuentos en los libros de texto. El principal objetivo de las movilizaciones que preparan es evitar que la medida alcance a todo el mercado del libro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS