Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adena pide que se duplique el número de praderas marinas protegidas

17 nuevos lugares

El grupo ecologista WWF-Adena, que a lo largo de este verano ha llevado a cabo una campaña de vigilancia de las praderas submarinas de posidonia en el litoral mediterráneo peninsular, propondrá a la Unión Europea que proteja un total de 33 lugares donde crece este herbáceo marino. WWF-Adena ha comprobado la presencia de numerosas áreas deterioradas o fragmentadas en los casi 1.000 kilómetros cuadrados de praderas de posidonia que existen ante las costas españolas. "Si ahora no se corrige la regresión, en 15 años pueden haberse extinguido", advierte Miguel A. Valladares, portavoz de la asociación ecologista.Las praderas de posidonia están consideradas como los bosques sumergidos del Mediterráneo. Situadas en fondos arenosos entre los 25 y los 40 metros de profundidad, en ellas habitan gran variedad de algas, invertebrados y peces, que se refugian o buscan alimento entre estas plantas. Sin embargo, la proliferación de puertos deportivos (que obstaculizan las corrientes de aporte de arena) y la pesca de arrastre (que arrasa las plantas submarinas) están esquilmando estos ecosistemas de gran riqueza, a juicio de los grupos de protección del medio ambiente.

Para proteger estas praderas, la Unión Europea incluirá en la llamada Red Natura 2000 una lista de lugares o hábitats para preservar. La propuesta oficial de momento sólo incluye 16 áreas del litoral español. "Es una cifra insuficiente. Han dejado fuera praderas muy buenas. Por ejemplo, en Cataluña sólo prevén proteger praderas de Girona y una de Tarragona, obviando la provincia de Barcelona", explica Valladares.

WWF-Adena, que participa en la mesa de negociación de la Red Natura 2000, propone la inclusión de 17 lugares adicionales (cuatro en Andalucía, tres en Murcia, seis en la Comunidad Valenciana y cuatro en Cataluña). El grupo ecologista quiere que las autoridades autonómicas aumenten la superficie de praderas de posidonia incluida en la Red Natural 2000. "Creemos que las primeras listas se cerrarán en Bruselas a principios de 2001", dice el portavoz de WWF-Adena. "Bastaría con tener aprobada la Red Natura 2000 y aplicar la legislación vigente para proteger las praderas de posidonia. Se ha de conservar todo lo que queda", destaca Valladares.

Durante este verano, un barco de la agrupación ecologista ha recorrido más de 1.000 millas por el litoral mediterráneo peninsular y ha visitado algunas de las praderas de posidonia que se quieren proteger. Se ha comprobado el buen estado de conservación de las praderas de bahía de Mazarrón, en Murcia; de Denia, en Alicante; de Burriana, en Castellón; de l'Ametlla de Mar, en Tarragona, y de Mataró, en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de agosto de 2000