LA OFENSIVA TERRORISTA

Interior desoye la petición del PSOE de adelantar la ronda de contactos

Artículo de Anasagasti

Más información

El Gobierno no atenderá la petición de los socialistas de adelantar a esta misma semana la ronda de reuniones con los grupos parlamentarios para abordar la política antiterrorista. Ayer mismo lo reclamó públicamente el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, poco antes de reunirse brevemente con el presidente del Gobierno, José María Aznar, durante el funeral por los dos guardias civiles asesinados por ETA celebrado en la catedral de Huesca. Zapatero justificó el inicio de la ronda de contactos mañana mismo para "activar el diálogo que se está abriendo entre los partidos democráticos y avanzar en la unidad contra el terrorismo".La petición de Rodríguez Zapatero la trasladó Alfredo Pérez Rubalcaba al secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos. Pero el ministro del Interior, Jaime Mayor, que protagonizará las reuniones, no ve motivos para alterar el calendario.

Está previsto que la primera reunión, con el PSOE, se celebre a comienzos de la próxima semana. A ella seguiría un encuentro con el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti.

Los socialistas han apostado por impulsar esta ronda de contactos bilaterales para que los partidos democráticos, especialmente el PP y el PNV, desbloqueen sus relaciones y se den cuanto antes las condiciones más favorables para afrontar unitariamente la lucha contra el terrorismo etarra.

El Gobierno, sin embargo, ve riesgos en la misma. El principal es que el PNV, que ha iniciado su alejamiento del Pacto de Lizarra, con algunos pasos significativos -el principal, la exclusión de HB de la nueva mesa de partidos anunciada por el portavoz del Gobierno vasco-, paralice su distanciamiento del entorno de ETA y "se refugie en la ambigüedad" al desaparecer, con su participación en estas reuniones, la presión pública a la que está sometido.

"Anasagasti no hubiera publicado su artículo de rectificación del Pacto de Lizarra si no hubiera existido esa presión", decían ayer fuentes gubernamentales.En el Ejecutivo nadie se atreve a vaticinar si el desenlace de esta ronda bilateral será la constitución de un foro de partidos como en su día lo fue el Pacto de Madrid. "Dependerá de lo que digan los grupos", señalan fuentes de Interior. "Pero la clave está en el País Vasco. Son las fuerzas políticas vascas las que marcan la pauta, como la marcó el Pacto de Ajuria Enea al de Madrid".

El problema del terrorismo será abordado por Aznar en la audiencia que hoy mantendrá con el Rey en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca), la segunda de este verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de agosto de 2000.

Lo más visto en...

Top 50