Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encarcelados cinco jóvenes por el incendio de una nave con 12 magrebíes en Lorca

Quemaduras leves

El Juzgado de Instrucción número 3 de Lorca (Murcia) dictó ayer auto de prisión provisional sin fianza para los cinco jóvenes acusados de provocar el incendio que causó heridas leves a un inmigrante que dormía junto a otros 11 magrebíes en una nave atacada con cócteles mólotov el pasado martes en la pedanía lorquina de La Tercia.Las investigaciones llevadas a cabo por las unidades de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Murcia, Totana y Águilas condujeron a la detención 48 horas después del suceso de F. M. S., de 25 años; J. R. G., de 18; J. F. O. A., de 24, y los menores J. R. S. y J. B. G. P., ambos de 17 años. Todos son vecinos de la zona.

Las informaciones facilitadas a la Guardia Civil por los inmigrantes agredidos, sobre un grupo de jóvenes que en días anteriores al suceso merodeaban por los alrededores y les dirigían insultos, permitieron a las fuerzas del orden identificar a los agresores.

Los detenidos, cuyo ingreso en prisión estaba previsto para la tarde noche de ayer, reconocieron su participación en los hechos, si bien aseguraron "no ser conscientes de lo que estaban haciendo", según informa el letrado de oficio que asistió como defensor.

Los jóvenes reconocieron ante el juez, Juan Carlos Orenes, que tras pasar una noche de fiesta en la localidad de Totana decidieron actuar contra los inmigrantes magrebíes que residen en el Camino Villaespesa de La Tercia, para lo que compraron 1.000 pesetas de gasolina en una estación de servicio de Lorca, con la que elaboraron un total de ocho artefactos incendiarios consistentes en un recipiente de cristal con gasolina y papel higiénico a modo de mecha.

Según el relato de los detenidos, una vez preparados estos artefactos, se desplazaron en un automóvil, propiedad de uno de ellos, hasta la nave que ocupan los inmigrantes, donde los lanzaron contra las rejas de las ventanas.

Como consecuencia de la explosión de uno de los artefactos se produjo un pequeño incendio en el que resultó herido con quemaduras R. S., de nacionalidad marroquí. Asimismo quedaron dañados un colchón y una persiana.El delegado del Gobierno en Murcia, José Joaquín Peñarrubia, considera que estos hechos "no dejan de ser puntuales y aislados y no reflejan el sentir mayoritario de la población".

En lo que va de año, en la región de Murcia se han registrado otras agresiones similares contra inmigrantes en lugares como la pedanía murciana de Cabezo de Torres, en Pozo Estrecho (Cartagena) y en Totana, localidad esta última donde se han llegado a realizar manifestaciones criticando la supuesta inseguridad ciudadana que aseguran vivir los vecinos como consecuencia de la importante presencia de inmigrantes, sobre todo de nacionalidad ecuatoriana.

El presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), Fernando Mariño, pidió ayer al Gobierno que tome medidas para prevenir este tipo de incidentes contra los trabajadores extranjeros. Mariño explicó que este tipo de conflictos "son inevitables" mientras se produzcan situaciones de marginación laboral y social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 2000