Los situación de los inmigrantes de la plaza de Catalunya será regularizada

La Cruz Roja y la Delegación del Gobierno en Cataluña se han comprometido a buscar una solución para los más de 70 inmigrantes africanos que han vivido al raso en la plaza Catalunya de Barcelona durante un mes. La Delegación del Gobierno facilitará a los 77 extranjeros -según cifras de Cruz Roja- una cédula de inscripción, paso previo para su legalización. Con ella "podrán circular por el país y dejarán de estar en espera de extradición como hasta ahora", señalan fuentes de la delegación. Los trámites se realizarán de forma individual. Los inmigrantes están alojados desde ayer en un centro de acogida del Ayuntamiento. La entidad humanitaria anunció su compromiso de encontrarles un trabajo en la recogida de fruta en Lleida, con un contrato de dos meses, que prevén prorrogar en campañas de recolección en otros lugares. A primeros de agosto "tendrían que empezar a trabajar o estar en su lugar de destino", según fuentes municipales.

En Lleida, las autoridades calculan que han llegado a la provincia más de 7.000 temporeros y, según el sindicato Unió de Pagesos, sólo hay trabajo para 3.000. El sindicato agrario se ha mostrado dispuesto a colaborar con la Cruz Roja "siempre que los inmigrantes tengan papeles". Sin embargo, Unió de Pagesos sólo cuenta con dos albergues de acogida, uno en la localidad de Torres de Segre y otro en Alcarràs, que ya no disponen de plazas. El alcalde de Alcarràs, Gerard Serra, ha mostrado su escepticismo ante la posibilidad de que Barcelona no pueda acoger al grupo de inmigrantes y ha recordado el esfuerzo de su consistorio para legalizar la colonia de más de 200 subsaharianos que actualmente residen en el municipio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS