UN MONUMENTO PARA LAS VÍCTIMAS.

El escultor Agustín Ibarrola recorrió ayer diferentes parques y plazas de Vitoria en busca del lugar idóneo para su monumento a las víctimas del terrorismo. El artista, acompañado por el alcalde, el popular Alfonso Alonso, señaló que las víctimas "se lo merecen todo; tocan la fibra más sensible de un artista". La escultura reproducirá los nombres de todas las víctimas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS