Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
APOYO AL PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA

Washington anuncia que las organizaciones de derechos humanos gozarán de protección especial

Las organizaciones defensoras de los derechos humanos colombianas gozarán de una protección especial que será pagada por el Plan Colombia, según anunció ayer el vicesecretario de Estado de EE UU, Thomas Pickering, quien destacó que sólo el 30% de la ayuda aprobada por el Congreso estadounidense -un total de 930 millones de dólares (unos 163.000 millones de pesetas)- será destinada a ayuda militar. "Existe una unidad de criterio sobre la necesidad de apoyar a los colombianos para desarrollar su país en la lucha contra el narcotráfico y con [el desarrollo de] un sistema social jurídico y de protección a los derechos humanos".Según Pickering, el Gobierno colombiano "tiene que cortar los lazos que existían con los paramilitares". En su explicación sobre los principios de acuerdo alcanzados ayer por la mañana en Madrid sobre el Plan Colombia, Pickering destacó que la lucha por la erradicación de los cultivos ilegales no se tiene que centrar únicamente en las áreas controladas por las guerrillas colombianas, sino también aquellas bajo control de los paramilitares.

En cuanto a la ayuda militar que Washington prestará a Bogotá, el vicesecretario de Estado explicó que, fundamentalmente, se divide en dos partes. Por un lado, la formación militar de tres batallones y una brigada de policía antinarcóticos y por otro la aportación de helicópteros de moderna fabricación para que puedan trasladar a los soldados a los lugares necesarios. "Hay que examinar a las tropas antes de comenzar su formación para verificar que no están involucradas en delitos contra los derechos humanos", advirtió.

Pickering anunció que el próximo mes de septiembre se celebrará en Bogotá una cumbre para coordinar proyectos concretos presentados por Colombia y por el Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de julio de 2000