Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo el PP rehúsa pedir un dictamen sobre la libertad de horarios comerciales

Todos los grupos del Parlamento catalán, con la única excepción del Partido Popular (PP), pidieron ayer al Consejo Consultivo una solicitud de dictamen sobre el decreto del Gobierno central que liberaliza los horarios comerciales. Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) reclamaron además a este organismo, que vela por que las medidas legislativas respeten la Constitución y el Estatuto, que analice también la constitucionalidad del resto de medidas liberalizadoras aprobadas por el Ejecutivo de José María Aznar. Los socialistas todavía no han decidido si se suman también a la petición de ERC e IC-V de recurrir todos los decretos. No obstante, la ejecutiva del partido se mostró el viernes dispuesta a recurrir como mínimo el decreto de liberalización del suelo a través de los diputados del PSOE.

El dictamen de este organismo consultivo de la Generalitat es preceptivo para que el pleno del Parlament presente un recurso de inconstitucionalidad contra cualquiera de estas medidas de liberalización. En el caso de que el informe sea favorable al recurso, la junta de portavoces deberá reunirse de urgencia para convocar un pleno extraordinario que aborde la presentación del recurso.

El presidente del PP de Cataluña, Alberto Fernández Díaz, afirmó que la adhesión del grupo de CiU a la iniciativa parlamentaria conjunta con las formaciones de izquierda demuestra la "fragilidad" de la coalición nacionalista. A su juicio, Convergència -que votó en el Congreso contra el decreto del comercio- opta por "escudarse" tras el resto de grupos en lugar de actuar directamente como Gobierno catalán, informa Europa Press.

Además de reclamar el dictamen del Consejo Consultivo, Esquerra Republicana presentó ante la Mesa de la Cámara una solicitud de comparecencia de la Federación de Comerciantes y de la Agrupación de Comerciantes, así como una proposición no de ley en la que insta al Gobierno de Jordi Pujol a aplicar el decreto que incluye la liberalización de horarios comerciales de la forma "menos lesiva" posible para los comerciantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000