Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector agroindustrial invertirá 100.000 millones en dos años

El consejero de Agricultura de la Generalitat, Josep Grau, aseguró ayer que su departamento tiene sobre la mesa diversos proyectos de inversión de empresas del sector agroindustrial que se desarrollarán entre este año y el próximo por un importe que supera los 100.000 millones de pesetas. Grau explicó que algunos de estos proyectos pertenecen a empresas españolas y europeas que desean trasladar su sede social a Cataluña, y concretó que 30.000 millones corresponden a empresas de Lleida.

Grau negó que exista una pérdida de peso del sector empresarial catalán por la creciente entrada de capital extranjero. "Éste es un debate falso, estéril y malintencionado, ya que la realidad es muy diferente", señaló. Grau puso como ejemplo del futuro desembarco de empresas foráneas en Cataluña el caso de una láctea española cuyo nombre no quiso revelar. "Estamos en un momento en el que hay mucha iniciativa para realizar inversiones en la agroindustria", añadió.El consejero de Agricultura inauguró en la localidad pirenaica de Rialp (Pallars Sobirà) la XI edición de la Trobada al Pirineu, un foro económico en el que este año participan más de 200 empresarios de Lleida y Andorra. Grau dijo que la Generalitat aportará a partir de 2001 entre 500 y 1.000 millones de pesetas anuales al plan de modernización y concentración de empresas asociativas, como cooperativas y sociedades agrarias de transformación, para mejorar su competitividad.

Frutos secos

Grau calificó de "buena noticia para el campo catalán" que el Parlamento Europeo haya aprobado, a propuesta de los eurodiputados catalanes y españoles, una moción que insta a la Comisión Europea a prorrogar las ayudas al sector de los frutos secos hasta que se apruebe la reforma de la OCM (Organización Común de Mercados) de frutas y hortalizas, prevista para el año 2002. Esta normativa establece subvenciones directas a la renta agraria.

Hasta el pasado 8 de mayo, la ayuda que recibían los productores españoles era de 40.182 pesetas por hectárea. Los términos de la resolución europea son coincidentes con los de las mociones aprobadas por unanimidad por el Parlamento catalán y por el Congreso de los Diputados. Este hecho, a juicio de Grau, servirá para reforzar la postura del ministro español de Agricultura, Miguel Arias Cañete, en el consejo de ministros comunitario que se celebrará en Luxemburgo la próxima semana.

El sindicato Unió de Pagesos (UP) solicitó el mes pasado a los eurodiputados catalanes y a la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo que lograran arrancar de esta Cámara un pronunciamiento en favor de las peticiones de los productores de frutos secos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000

Más información

  • El consejero Grau defiende las ayudas europeas a los frutos secos