_
_
_
_

Ayudas para investigación de 5 millones anuales a 30 profesores universitarios

El Departamento de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información (DURSI) de la Generalitat presentó ayer el nuevo programa de Promoción de la Investigación Universitaria, que se concede a 10 "investigadores reconocidos" -mayores de 40 años- y a 20 "jóvenes investigadores" y que supone una ayuda anual de cinco millones de pesetas durante seis años, los primeros, y cuatro, los segundos. El consejero Andreu Mas-Colell anunció, asimismo, un plan de contratación de investigadores no universitarios.

Este programa de ayudas a la investigación -que fue anunciado por Mas-Colell en su primera comparecencia ante la Comisión de Cultura del Parlament y que se basa en el modelo aplicado actualmente en Francia- incluirá dentro de cuatro años a 140 profesores universitarios, una cifra que viene a suponer que cualquier profesor universitario que trabaje seriamente en un proyecto reconocido de investigación acabará formando parte del mismo en algún momento de su carrera. Los investigadores recibirán cinco millones de pesetas anuales -los seniors durante seis años y los jóvenes durante cuatro-, que gestionará la universidad a la que pertenezcan, que a su vez recibirá un 15% adicional correspondiente a los gastos de funcionamiento. En total, cuando el programa -que se convocará anualmente- esté en pleno rendimiento, supondrá un desembolso de 805 millones de pesetas anuales procedentes del presupuesto del DURSI. Los "reconocidos" no pueden repetir, mientras que los jóvenes sólo pueden hacerlo como "reconocidos".

Este dinero, además de ser utilizado para financiar los procesos habituales de cualquier investigación; desde material de oficina a pago de colaboradores, también podrá servir para reducir el horario docente del profesor investigador contratando a alguien que le sustituya, si bien nunca podrá liberarse de más de dos tercios de las horas lectivas que le corresponden.

El decreto que crea este programa se publicó el pasado mes de agosto y la primera convocatoria se abrió en enero de este año. Era necesario presentarse y se hacía a escala individual, siendo la fecha tope la del 30 de marzo. Se presentaron 194 candidatos (90 seniors y 104 jóvenes). Quienes no han sido seleccionados en esta convocatoria son presentados, automáticamente, a la del año siguiente.

Un tribunal de lujo

El tribunal que ha efectuado la selección fue calificado ayer como "de lujo" por su presidente, el catedrático emérito de Física Teórica de la Universidad de Barcelona (UB) Pere Pascual de Sans. Lo forman, entre otros, Margarita Salas, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de la Autónoma de Madrid; José Antonio Martín Pereda, de la Politécnica de Madrid; Ernesto Carmona Guzmán, de la Universidad de Sevilla; Julio Valdeón, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Valladolid, y profesionales que trabajan en grandes universidades norteamericanas como Miquel Salmeron, de la Universidad de California (Berkeley); Enric Bou, de la Brown University (Providence), y Evarist Giné, de la Universidad de Connecticut.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De los seniors escogidos por el tribunal -todos ellos catedráticos-, siete pertenecen a la Universidad de Barcelona (UB) y los tres restantes a la Pompeu Fabra (UPF), Autónoma de Barcelona (UAB) y Universidad de Girona (UdG). Si la UB domina entre los seniors, la UPF lo hace entre los "jóvenes investigadores". Sólo 3 de los 20 son catedráticos, y el resto, profesores universitarios. Siete pertenecen a la UPF, cinco a la UB, cuatro a la Politécnica (UPC), dos a la UAB, uno a la UdG y el otro a la Universidad de Lleida (UdL). La convocatoria también está abierta a los docentes de las universidades privadas de Cataluña, si bien, según Pascual, se presentaron menos de 10 a la convocatoria. El espectro temático de los seleccionados abarca la práctica totalidad del conocimiento; desde la arqueología a la biología molecular.

En el mismo sentido, Mas-Colell anunció ayer que su departamento prepara un segundo programa destinado a "recuperar" a investigadores catalanes que trabajan en el extranjero, cuyos detalles y convocatoria aún se está perfilando.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_