El Estado obtiene superávit hasta marzo gracias al recorte en intereses

El Estado alcanzó en el primer cuatrimestre del año un superávit en caja de 42.300 millones de pesetas frente a un déficit similar en el mismo periodo del año anterior. La reducción de un 14% en los pagos por intereses de la deuda y del 8% en las inversiones explican el moderado crecimiento del gasto (1,3%). La recaudación creció más (2,5%) gracias al IVA (15,9%) y a los ingresos por el concurso de telefonía móvil.

Estos resultados en caja (ingresos menos pagos realizados) se transforman en un superávit de 1,036 billones en la contabilidad nacional (derechos de cobro menos obligaciones de pago), lo que equivale al 1,1% del PIB, dos décimas más que en los cuatro primeros meses de 1999.Esta última cifra no refleja exactamente la evolución del déficit porque se ha producido un cambio en el sistema contable que impide hacer comparaciones homogéneas. Lo que más influye es la forma de computar los intereses de la deuda, ya que se han adjudicado al año 1998 y anteriores 1,4 billones de pesetas en aplicación del nuevo sistema europeo de cuentas (SEC-95).

La secretaria de Estado de Presupuestos, Elvira Rodríguez, explicó ayer que, con los últimos datos, "está garantizado" que a finales de año el déficit en contabilidad nacional para todas las administraciones (Estado, Seguridad Social, comunidades autónomas y ayuntamientos) será inferior al 0,8% del PIB previsto. El Gobierno ya anunció hace dos semanas que ese objetivo se revisará a la baja, si bien aún no se ha especificado la cuantía.

Lo más próximo a la realidad es la ejecución presupuestaria en caja, cuyos resultados en abril pasado rompen la tendencia al alza del déficit en los últimos meses. En el primer cuatrimestre del año, los ingresos han crecido un 2,5%, mientras que los pagos lo han hecho un 1,3%.

Buena parte de esa mejora responde a que la economía española mantiene un ritmo de crecimiento real (descontada la inflación) por encima del 4%. El reflejo más directo es la recaudación por IVA, que ha crecido un 15,9% respecto del primer cuatrimestre del año anterior. También han influido las compras de coches, con un aumento del 20,4% en el impuesto de matriculación, y los ingresos extraordinarios de 87.000 millones de pesetas proporcionados por el concurso de telefonía móvil.

Los pagos se benefician de los bajos tipos de interés, de forma que el gasto por este concepto ha caído un 14% en el primer cuatrimestre. Igualmente el gasto en inversión se ha recortado (un 8%), debido, según la secretaria de Estado, a que, "quizá por el periodo electoral", se han embalsado proyectos que se desarrollarán a lo largo del año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de mayo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50