Pierre Jolivet elogia la solidaridad en 'Mi pequeño negocio', su última película

El francés Pierre Jolivet es un director capaz de apasionarse con las pequeñas historias de las personas comunes y corrientes. Y es una historia sencilla lo que cuenta en Mi pequeño negocio, que se estrena mañana en España, una comedia social en la que el patrón y los empleados de un pequeño taller de ebanistería se unen para salvar la empresa. "Es una historia de solidaridad. Creo que la protección del empleo es la guerra moderna, y en las trincheras, personas que no tenían que ver en nada, aprenden a amarse y a entenderse", comentó Jolivet ayer en Madrid. Para la película, Jolivet ha vuelto a echar mano de Vincent Lindon, François Berléand (Cesar al mejor actor de reparto por esta película) y Roschdy Zem, tres actores que participaron en Fred, su thriller de 1996.

En el filme, que fue un éxito en Francia el pasado año, Ivan, interpretado por Lindon, es el propietario del taller que un día resulta devastado por un incendio. Pero Ivan, que piensa que el seguro pagará los daños, se da cuenta de que el agente que le vendió el contrato se ha embolsado el dinero. Para salvarse de la bancarrota su familia, sus empleados y él están dispuestos a saltarse la ley y visitar furtivamente la compañía de seguros para modificar el contrato.

"Son todos un poco culpables, pero los amo demasiado para presentarlos como tales. Es una película moral en la superficie, pero en el fondo está a favor de la justicia", afirma. El director, que dice sentirse identificado con el cine social, señaló: "El cine europeo, en general, es un cine de proximidad. Tal vez es una respuesta natural como alternativa al cine de efectos especiales americano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de mayo de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50