Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informador, en huelga contra el régimen tunecino

París / Túnez

La lucha del periodista Taufik ben Brik, en huelga de hambre intermitente desde hace ya un mes, refleja la ausencia de libertades en el régimen autoritario del presidente tunecino, Zin el Abidín ben Alí. Ben Brik, que reclama el derecho a poder escribir y viajar libremente, se ha dirigido al presidente francés, Jacques Chirac, para que presione a las autoridades tunecinas.El ministro francés de Asuntos Exteriores, Hubert Védrine, pidió ayer al Gobierno de Túnez que encuentre "un fin humano y rápido a este deplorable asunto", en una clara referencia a la huelga de hambre que mantiene Ben Brik. En una intervención ante la Asamblea Nacional, Védrine afirmó que una "apertura" del régimen de Ben Alí resulta hoy "indispensable y posible". "Túnez es perfectamente capaz de dar hoy nuevos pasos hacia la liberalización y la democratización", afirmó.

El periodista tunecino ha perdido 18 kilos de peso y los médicos han pedido que sea hospitalizado con urgencia ente el rápido deterioro de su salud. Ben Brik insiste en que sólo cesará en su huelga de hambre si es liberado su hermano Jalal, detenido el pasado 26 de abril ante la casa del periodista en un enfrentamiento con los agentes de la policía que le impedían el paso.

Las autoridades tunecinas parecen dispuestas a desbloquear el conflicto lo antes posible, puesto que ya han expedido un nuevo pasaporte para Ben Barka, corresponsal del diario francés La Croix en Túnez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000