La ocupación hotelera en Cataluña roza el lleno total en los días punta de Semana Santa

La ocupación hotelera en Cataluña, tanto en el litoral como en el interior, roza el lleno absoluto durante los días punta de esta Semana Santa y, de acuerdo con las previsiones de los empresarios del sector turístico, se superarán los resultados obtenidos el año pasado en las mismas fechas. La que estos días comienza será una de las temporadas turísticas más dilatadas de los últimos años, con una Semana Santa tardía y un clima benigno que han propiciado que la mayoría de los establecimientos hoteleros se encuentren ya con las puertas abiertas y sin intención de cerrarlas hasta finales octubre.

A diferencia de otros años, en los que la Semana Santa suponía para muchos empresarios un aislado aperitivo de una temporada veraniega que todavía quedaba lejos, este año existe la convicción de dar inicio a un periodo de vacaciones que se mantendrá, con altibajos, hasta el otoño. Son contados los hoteles que han decidido esperar la proximidad del verano. La tan cacareada "desestacionalización", a través de la cual los responsables turísticos pretenden evitar las concentraciones del mes de agosto, ha tenido como aliada la Semana Santa.Pese al significativo éxodo de barceloneses hacia otros puntos de Cataluña, sobre todo a partir de la tarde del pasado jueves, la capital catalana no queda vacía estos días. Sus hoteles, especialmente los de tres estrellas, registrarán una ocupación de más del 90% en los días punta de Semana Santa, de acuerdo con las previsiones del consorcio Turisme de Barcelona. En el Maresme y el Garraf, los cámpings, hoteles y aparthoteles alcanzarán entre el 90% y el 100% de ocupación.

En las comarcas de Girona, la media de ocupación en la línea litoral será del 90%, con puntas del 100% en algunos días, informa Gerard Bagué. En el turístico municipio de Lloret de Mar, que recibe clientela holandesa, belga y británica, no queda ni una plaza libre. Las zonas de montaña de Girona, según informa la Federación de Hostelería, encaran una de las mejores temporadas de los últimos años gracias a una meteorología favorable. Los excursionistas y los esquiadores se reparten a partes iguales las reservas hoteleras en el Ripollès y la Cerdanya. En ambas comarcas se espera una ocupación del 90%, aunque en algún momento puede alcanzarse el lleno total.

También se colgará el cartel de completo en los hoteles de las zonas de montaña de Lleida, informa Lluís Visa. Las cinco estaciones de esquí alpino leridanas que todavía permanecen abiertas esperan la visita de más de 100.000 personas. El Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida prevé una ocupación hotelera del 100% en las comarcas de montaña y del 90% en los establecimientos situados en la zona prepirenaica.

Además del esquí, la oferta turística se complementará con la práctica de los deportes de aventura.

En Tarragona, los hoteleros también se muestran optimistas y esperan una afluencia récord en sus establecimientos, informa Lali Cambra. Los hoteles se llenarán en un 90%, los apartamentos en un 70%, y los cámpings, que notan más la estacionalidad, rozarán el 65% de ocupación, según el Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona. La oferta de turismo rural está en sus mejores momentos y espera un lleno absoluto.

Al turista nacional, el mayoritario en estas fechas, se suma el internacional, ya que los operadores turísticos ya han empezado la temporada estival al caer la Semana Santa en el mes de abril. Casi todos los hoteles de la Costa Dorada han abierto ya sus puertas, a diferencia de otros años.

Manolo S. Urbano

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción