Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Miguel González insiste en viajar con 27 personas más

Con la incógnita aún sin despejar de cuándo viajará a EEUU Juan Miguel González para buscar a su hijo Elián, Fidel Castro y el padre del niño balsero asistieron el lunes a la inauguración de una gigantesca plaza construida por las autoridades frente al edificio de la Sección de Intereses de Estados Unidos, en el malecón de La Habana. Ayer, frente a la plaza ya vacía, funcionarios de la Sección de Intereses estamparon los visados de entrada en EEUU en los pasaportes del padre de Elián, Juan Miguel González; de su esposa, Nercy Carmenate; y del hijo de ambos, de seis meses, Hianny González. También recibieron visados un primo de Elián, una pediatra y la profesora de la guardería a la que asistía el niño en la isla. Pero en un comunicado transmitido anoche por la televisión cubana, Juan Miguel insistía en su postura: esa minidelegación viajará para recoger al niño y llevarlo a Cuba. Si hay que esperar en EEUU a que finalice el proceso judicial, exige que le acompañe la delegación completa propuesta por Castro, hasta sumar las 27 personas.

La plaza inaugurada el lunes, bautizada con el nombre de Tribuna Antiimperialista José Martí, es quizá la única en el mundo concebida con el exclusivo fin de protestar "contra el imperialismo yanqui". Con su humor habitual, los cubanos ya la han bautizado como el protestódromo.

El primer acto celebrado en este lugar se hizo coincidir con el 38º aniversario de la fundación de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba y con el XII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, que estos días se celebra en La Habana. Castro, Juan Miguel, los 12 compañeros de aula de Elián y el resto de los miembros de la delegación que el mandatario pide que acompañen al padre del pequeño en su viaje a EEUU, asistieron a la gala cultural, pero no dijeron palabra.

Martí y Elián

La plaza, que se empezó a construir el pasado 15 de diciembre, poco después de comenzar la batalla por la custodia de Elián González, está presidida por una escultura de bronce del héroe nacional José Martí, con un niño pequeño en su brazo derecho que, según uno de los oradores que habló el lunes, "bien podría ser Elián".

La Tribuna Antiimperialista estrenada el lunes tiene unos 8.000 metros cuadrados. Cuatro enormes arcos de acero sobre pedestales de hormigón dan la sensación de "techo y de unidad nacional", según el proyecto original, mientras que 10 gigantescas torres para la iluminación simulan palmas reales, el árbol nacional de Cuba. "Es una obra faraónica", dijo uno de los invitados al acto. El lunes se colocaron allí 10.000 sillas, aunque las autoridades aseguran que puede acoger además a 30.000 personas de pie "y otras cien mil en los espacios que la circundan".

El precio de la obra ha sido muy discutido. Según las autoridades, ha costado cerca de 2,5 millones de dólares (unos 425 millones de pesetas), pero los rumores populares hablan del doble.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2000