Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal Vargas sostenía que "fue precisa la anuencia" de Piqué en irregularidades de Ercros

Josep Piqué "conoció indiciariamente la financiación de las letras, su atribución a Ertoil, la maniobra descapitalizadora, la confusión empresarial creada y fue precisa su anuencia para presentar las letras cuyo origen asimismo conocía". La frase corresponde al informe del fiscal del Tribunal Supremo Bartolomé Vargas, apartado del caso Ercros porque quería inculpar al hoy ministro portavoz. El informe sostiene que, tras examinar la trayectoria de Piqué en Ercros y las actas de las juntas del consejo de administación, se ha verificado una "consolidación probatoria de los indicios ya existentes".

Vargas investigaba un delito de alzamiento de bienes, por valor de al menos 1.750 millones, tras la suspensión de pagos de Ercros, empresa en la que Piqué llegó a ser consejero delegado. El dictamen de Vargas atribuía la competencia sobre la causa al Tribunal Supremo, ya que de las pruebas documentales "se infiere una imputación individualizada y verosímil de hechos contra el aforado constitutivos de un delito de alzamiento de bienes y con la suficiente solidez probatoria como para merecer una investigación por el ato tribunal". Esta propuesta fue asumida por la junta de fiscales de lo Penal del Supremo por 9 votos a 3, pero el fiscal general, Jesús Cardenal, se negó a visarla, pidió a Vargas un dictamen distinto y, al pedirle éste la orden por escrito, le retiró del caso y sustituyó su propuesta por otro dictamen del fiscal jefe José Aranda, exculpatorio para Piqué.

Vargas encontró los argumentos que buscaba en el procedimiento seguido ante el juzgado central 3 de la Audiencia Nacional en las diligencias previas 263/99, en las que está personada la Fiscalía Anticorrupción. En estas diligencias constan las escrituras y balances de la escisión de Ercros realizada en 1989 y las transmisiones de Ertoil en enero y septiembre de 1991, así como las actas del consejo de administración y junta general de accionistas de Ercros y Ertoil relativas a la escisión y enajenaciones, y las de Cepsa sobre la compra de Ertoil.

El supuesto alzamiento de bienes se produjo en julio de 1992, cuando Piqué era consejero delegado de Ercros. Esta sociedad suspendió pagos y ocultó que unas deudas que figuraban en su contabilidad no eran suyas, sino de su filial Ertoil.

En 1988 se había formalizado un crédito de unos 2.000 millones, a través de la sociedad Foruria Investment, mediante "letras financieras", mecanismo utilizado para ocultar la identidad de los inversores de un dinero opaco al fisco.

Cuando Ercros suspendió pagos, el crédito de los inversores de Foruria no pasó a la nueva sociedad, Ertoil, sino que se quedó en Ercros. Al desplomarse Ercros, de los 1.800 millones que aún debían cobrar los inversores de Foruria se les reconocieron sólo 17.

La prueba documental examinada por Vargas consolida los indicios de que las letras de Foruria "se presentaron indebidamente en la suspensión de pagos de Ercros, sociedad insolvente que llevó a elevadas quitas que afectaron a las [letras] cambiales, ocultando que correspondían a Ertoil, entidad solvente, lo que constituye ya de por sí indiciariamente delito de alzamiento de bienes".

El fiscal describe otra operación de descapitalización de Ercros en perjuicio de acreedores. El 9 de enero de 1991, se produjo "la venta de Ertoil a terceros, saliendo del patrimonio de Ercros, tras la transmisión a GMH por 41.400 millones. El precio se ingresó de modo ficticio en la cuenta de Ercros. El 28 de enero de 1991 se ingresaron 36.000 millones, en partidas de 9.000 millones "por razones informáticas". Pero ya el mismo día 28 hubo salidas del mismo importe con destino desconocido.

Finalmente, la salida de Ertoil de Ercros se consuma en septiembre de 1991, abonando Cepsa un total de 46.928 millones. Diez meses después, Ercros suspendió pagos con un pasivo casi coincidente con el precio pagado por Ertoil. En opinión del fiscal "hay sólidos indicios de que el patrimonio garante de los créditos de Foruria (únicos a los que se refieren las actuaciones), fue extraído de Ercros y traspasado a terceros con perjuicio de la garantía de sus créditos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2000

Más información

  • Afirmaba que hay indicios de que el ministro supo "la maniobra descapitalizadora" de la empresa