Javier Portús estudia la defensa de la pintura en las comedias de Lope de Vega

El historiador del arte Javier Portús, conservador del Museo del Prado, presentó ayer en la Calcografía Nacional, de Madrid, su ensayo Pintura y pensamiento en la España de Lope de Vega (editorial Nerea), donde estudia a través de la vida y obra del dramaturgo su defensa de los pintores y la pintura en el siglo XVII. "Amigo de pintores como Liaño, Pacheco y Maino, nombres que significaron la renovación de la pintura española, Lope de Vega defendió públicamente, en su teatro y escritos, el arte liberal de la pintura, con sus características de narración pintada y de traslado al lienzo de un pensamiento", declaró.A partir de su tesis doctoral, Javier Portús, autor de La sala reservada del Prado y el coleccionismo de pintura de desnudo en la Corte española (1554-1838), ha realizado una labor interdisciplinar entre el arte y la literatura al analizar en las 400 comedias y en otros escritos el apoyo de Lope de Vega a la pintura por su "utilidad social que se puede equiparar a la literatura".

El libro analiza la imagen en la España contrarreformista y el gusto por la pintura en la España del Siglo de Oro, para detenerse en las actitudes del escritor ante el arte y los artistas.

"Es un libro arriesgado, que roza muchos campos distintos, por lo que es una apuesta atractiva por un tema poco estudiado", dice Portús. Señala que Lope utilizó la comedia como auténtico vehículo masivo para difundir sus ideas, lo mismo que hicieron otros autores, como Góngora, Quevedo y Calderón, para hablar sobre los artistas y el carácter liberal de la pintura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS