Viena exhibe 530 piezas 'múltiples' realizadas por Joseph Beuys

Se muestran esculturas, fotos y objetos de la colección de Schlegel

El Museo de Artes Aplicadas de Viena presenta, hasta el 30 de abril, más de 530 piezas de Joseph Beuys, de las llamadas múltiples o ediciones, procedentes de la colección de Reinhard Schlegel. La exposición reúne esculturas, fotos, objetos varios, concebidos como "vehículos para la transmisión de ideas", fácilmente multiplicables y asequibles, y, por tanto, de venta barata. "Si tenéis todos mis múltiples, me tendréis completo", solía decir Beuys, en señal de la importancia que daba a estas obras.

Peter Noever, director del Museo de Artes Aplicadas, consideró acertado el momento de esta muestra, que coincide con "las posiciones difusas de arte y política en Austria", un momento en que "hacen falta esas ideas que Beuys quiso difundir a través de los vehículos físicos que presentamos ahora en esta muestra". Lo dijo Noever al redactar el texto para el catálogo, semanas antes de que se produjera en Austria, el pasado 4 de febrero, el vuelco político que ha contribuido a una fuerte polarización y ha llevado a los artistas al frente de protestas contra el ascenso de la extrema derecha al poder. Las intenciones de Beuys (Krefeld, Alemania, 1921- Düsseldorf, 1986) eran políticas, utópicas y, sobre todo, explícitas. Este carácter suyo de clara línea combativa le diferenciaba de otros contemporáneos dedicados, como él, a los happenings e instalaciones.

Política y arte

Beuys, cofundador del Partido Verde alemán, quería "democratizar el arte". Estaba convencido de que "todo ser humano es un artista", y de que era necesario romper el vínculo entre ingresos económicos y logros profesionales y acabar con la disociación entre política y arte. Espartano y esotérico, decía ver ángeles, seguía las ideas antroposóficas de Rudolf Steiner, Emanuel von Swedenbrog, Novalis y algunos místicos como Jakob Böhme y Nikolaus von de Flüe.

Sin mayores pretensiones, la exposición reparte en vitrinas los mensajes insinuados en palabras y envasados herméticamente en los objetos de Beuys.

Un panel inmenso en una pared resume la peculiar biografía del artista. Joseph Beuys nace en la ciudad alemana de Krefeld en 1921. En la II Guerra Mundial es piloto de la Luftwaffe (fuerzas aéreas de la Alemania nazi). Al ser derribado su avión en Crimea, Beuys sobrevive gracias a que lo rescatan unos tártaros, que impiden su congelación untándole el cuerpo de grasa y envolviéndolo en una manta de fieltro. Es una información que se agradece porque, como pista persistente, en su obra se repite el uso de estos materiales. De fieltro es su famoso abrigo colgado de una percha en la pared; de fieltro es también una tarjeta postal o la manta sobre un trineo sobre el que se ve una linterna y un pedazo de grasa.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS