Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Vila-real un padre por malos tratos a su bebé

Un bebé de seis meses de Vila-real, Jordi C. M., permanece ingresado en el hospital General de Castellón con una hemorragia cerebral consecuencia supuestamente de los malos tratos a los que le ha sometido su padre. El progenitor, de unos 30 años, declaró ayer en el Juzgado de Instrucción número 7 de Castellón, cuyo titular decidió prolongar su detención durante 24 horas para completar la investigación. Mientras, la madre del niño ha sido puesta en libertad con cargos. El juez ha pedido un informe forense que ayude a determinar las causas de las lesiones que sufre el bebé.El niño fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro hospitalario el pasado día 10 en un estado de extrema gravedad. Según el parte emitido ayer por los médicos de la UCI, Francisco Roig y Vicent Modesto, en la resonancia magnética practicada al niño "se ha apreciado una pequeña hemorragia subaracnoidea en la convexidad parietal izquierda" (en la sien izquierda). El comunicado oficial del centro sanitario concluye que el niño, que precisa ventilación asistida, se halla "estable dentro de la extrema gravedad".

El padre del niño, detenido junto a la madre el pasado martes, negó ayer ante el juez cualquier maltrato al bebé. Según su versión, el bebé se dio un golpe contra la esquina de una mesa y él logró amortiguar el golpe interponiendo la mano cuando vio que caía del sofá.

Inconsciente

El Servicio de Atención a la Familia del Cuerpo Superior de Policía comenzó a investigar el caso a instancias del pediatra que atendió en primer lugar al bebé, al día siguiente de que sufriera el golpe en la cabeza. El niño estaba inconsciente, sufría una hemorragia cerebral y otras lesiones en el resto del cuerpo. Una vez realizadas las detenciones, los padres insistieron en que se las había producido de forma fortuita.

La Fiscalía de Menores también fue alertada y estuvo ayer presente en la declaración judicial del detenido. El padre, quien había quedado al cuidado del menor el día en que sucedieron los hechos, se mostró tranquilo durante la declaración, que se prolongó cerca de media hora.

Fuentes de la Consejería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana afirmaron ayer que asumirán la tutela cautelar del bebé una vez haya conseguido reponerse de sus lesiones. La delegada territorial de dicho departamento en Castellón, Marisol Linares, dijo que investigará "la situación social de la familia" y se hará "un estudio para determinar futuras actuaciones". Linares afirmó que si la justicia no encuentra indicios de delito, la propia consejería determinará "si el bebé puede retornar a su entorno social o no". En la concejalía de Servicios Sociales de Vila-real no tenían constancia de ningún expediente abierto sobre dicha familia, ni que se hubiera realizado ninguna denuncia en ningún servicio municipal en relación con el niño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 2000