Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un establecimiento con licencia de cafetería que ofrece conciertos en vivo

La Boca del Lobo es un bar de copas que abrió hace unos dos años con licencia de cafetería, pero no de bar de copas. Eso le impide ofrecer actuaciones en directo por parte de grupos de música y le obliga a echar el cierre a las dos de la madrugada de lunes a jueves y media hora más tarde en fin de semana. Si tuviera la licencia de bar de copas podría abrir una hora más tarde en cada uno de los dos casos.Este local emblemático de la noche madrileña recibió ayer el segundo decreto de cierre de la Junta Municipal de Distrito de Centro desde que está abierto. En la última notificación se le ordena cerrar en un plazo máximo de cuatro días a partir de que se recibe el comunicado.

La primera clausura se remonta a noviembre de 1998. El local estuvo cerrado al público tres meses. Pero reabrió por decisión de la comisión municipal de Medio Ambiente, con la condición, entre otras, de que no organizara conciertos en vivo.

Fue tras ese parón cuando los empresarios que regentan el local solicitaron el cambio de licencia al Consistorio. Pedían que se les calificara como un bar especial, de copas, según la Ley de Espectáculos de la Comunidad de Madrid.

Pero han recibido el silencio por respuesta. Hasta el martes, cuando el Consistorio les ha enviado el segundo decreto de clausura de la actividad por tener licencia de cafetería y actuar como bar de copas. El Consistorio ha emitido el decreto de cierre antes que contestar a la solicitud de la modificación del tipo de licencia.

30 denuncias

Desde noviembre de 1998, La Boca del Lobo recibe la visita puntual de los agentes municipales. "Ya les han puesto 30 denuncias por el incumplimiento del horario desde que reabrieron el local tras la primera clausura", señaló ayer un miembro de la Asociación de Hosteleros de Huertas. "Alguna de esas sanciones alcanza el medio millón y es imposible que lo puedan pagar todo", añadió.

La mencionada asociación denuncia que los bares de copas de Huertas sufren "una persecución policial". Aunque el acoso sólo afecta a determinados locales. "La policía acude por sistema a unos bares y no a otros, aunque hagan el mismo ruido y a pesar de que sólo están separados por unos metros de distancia", añadió el portavoz.

La Asociación de Bares de Copas afirmó ayer que va a defender "a muerte" los locales de ocio nocturno en Huertas, y en concreto a La Boca del Lobo, según afirmó José Luis Salazar, presidente de la organización.

Para Salazar, el cierre de La Boca del Lobo supone "una gran pérdida para Madrid". "El Ayuntamiento, en lugar de cerrar ese local, tendría que subvencionarlo, porque tapa algunas de las carencias de la Administración", añadió.

La Boca del Lobo es un local en el que se organizan conciertos, y "las salas de conciertos son precisamente una de las asignaturas pendientes del Ayuntamiento en materia de ocio nocturno", afirmó. "La Boca del Lobo ha organizado festivales de cortometrajes, cosa que sólo hace la Filmoteca", agregó. La Boca del Lobo ha programado, a partir del domingo, la Semana de la Percusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 2000