Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

10.000 manifestantes en El Ejido tras matar un extranjero a dos agricultores

Ocho días después de que un inmigrante presuntamente asesinara a dos agricultores de El Ejido (Almería) para los que había trabajado en sus invernaderos, miles de ejidenses se echaron a la calle para mostrar su repulsa por el crimen y reclamar justicia. Unas 10.000 personas corearon gritos como "inmigrantes sí, asesinos no" a la vez que exigían a las autoridades soluciones para evitar actos de violencia. Un pequeño grupo de manifestantes coreó gritos contra los extranjeros, a pesar de que cientos de ellos engrosaban la marcha.

Aunque no estaba prevista manifestación alguna tras la concentración en la plaza del Ayuntamiento, buena parte de los asistentes recorrieron las calles principales del pueblo con pancartas en las que se podía leer "Contra la violencia queremos justicia", "Extranjeros sí, asesinos no" o "José y Tomás [los dos fallecidos], el pueblo está con vosotros". Durante la concentración fue leído un manifiesto en el que se apelaba a la convivencia pacífica en el municipio al tiempo que se denunciaba un tratamiento informativo desigual por parte de escritores y medios de comunicación ante el asesinato de José Luis Ruiz y Tomás Bonilla, el 22 de enero. "Echamos de menos los manifiestos ahítos de indignación de los escritores pseudo-progresistas, que están prestos a disparar cuando los hechos se acomodan a su esquizofrénica visión de la realidad", se apuntó desde la tribuna.

Al acto, convocado por el Ayuntamiento de El Ejido, asistieron representantes de todos los partidos de la corporación municipal, representantes de organizaciones agrarias, de la ONG Almería Acoge o el presidente de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes, Hanza Al Hanafi. Pero la concentración también fue secundada por grupúsculos que lanzaron consignas de marcado carácter racista.

Así, mientras el presidente de Almería Acoge, Antonio Puertas, era abucheado y dos individuos exhibían una pancarta que rezaba "Ilegales no. Responsables Almería Acoge y empresarios", otro grupo de asistentes reclamaba a estos radicales que abandonaran la concentración. Un ciudadano que se identificó como José María Luque Carmona denunció ante los medios de comunicación que había sido agredido por cuatro inmigrantes el pasado 20 de enero cuando salía de trabajar. Luque aseguró que había sido apuñalado.

Estas declaraciones provocaron que otros vecinos denunciaran públicamente la existencia de "múltiples" violaciones, navajazos o provocaciones por parte de los inmigrantes. El jefe local del Cuerpo Nacional de Policía, Ángel Fernández, desinfló los rumores con la fuerza de los números: "No tenemos conocimiento de esos datos. Sin duda es una exageración de los índices, aprovechada por la gente ante los medios que hay aquí. De todos los delitos que se registran en el municipio, el 70% lo cometen ciudadanos españoles y el 30%, ciudadanos inmigrantes".

En tono conciliador, el alcalde, Juan Enciso, quiso dirigirse a los asistentes para ensalzar la solidaridad del municipio. "La concentración de hoy representa que en El Ejido todo el mundo es bienvenido y bien acogido", sentenció el primer edil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 2000

Más información

  • Grupos minoritarios de carácter racista clamaron contra los inmigrantes