LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

El líder del PSOE y Blair comentaron en Londres la crisis vasca y las consecuencias de un pacto electoral

El secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, se reunió ayer durante casi una hora con el primer ministro británico, Tony Blair, en su residencia oficial del número 10 de Downing Street. Blair, según contó más tarde el dirigente socialista, demostró un profundo conocimiento de la política interna española, pues cuando éste le explicó la oferta que había realizado a Izquierda Unida, comentó que la iniciativa "le viene muy mal a Pujol".Almunia comentó con Blair y con el máximo responsable de Asuntos Exteriores británico, Robin Cook, la situación en el País Vasco, y éste será el tema principal de la entrevista que mantendrá hoy, poco antes de regresar a Madrid, con el ministro para Irlanda del Norte, Peter Mandelsson. El candidato socialista explicó a Blair y Cook que ETA aprovechó la tregua para reorganizar algunos de sus comandos y preparar el retorno a la violencia terrorista. En este momento, según Almunia, "nada indica" que los españoles no tengan que "asistir a nuevos atentados".

Más información
Almunia advierte a Frutos de que no habrá acuerdo si se desperdician votos de izquierdas

El líder socialista añadió que había transmitido a sus interlocutores su compromiso personal de no tratar de sacar ventaja electoral con argumentos relacionados con la política antiterrorista. Una actitud, añadió Almunia, que espera que sea compartida por los demás líderes políticos durante la campaña.

A pesar de que, según Almunia, la inminente liberación del ex dictador chileno Augusto Pinochet no salió a relucir en sus reuniones con Blair y Cook, el líder del PSOE calificó de "lamentable" y "profundamente incoherente" la posición del Gobierno español en este caso.

No sólo, argumentó, por haber confiado en fiscales -como Jesus Cardenal o Eduardo Fungairiño, a quienes no citó- que adujeron motivos inconstitucionales para no apoyar la petición de extradición planteada por el juez Baltasar Garzón, sino por haber sostenido en su día que tramitaba las solicitudes de éste por respeto a la independencia judicial y haberse negado ahora, sin embargo, a dar traslado al recurso contra la última decisión del ministro británico del Interior, Jack Straw.

Almunia aseguró que los españoles "no han visto en Aznar lo que les hubiera gustado ver en un [jefe de] Gobierno democratico" y añadió que, si él hubiera sido el presidente, "habría hecho casi todo de forma radicalmente distinta".

Conferencia

Por la tarde, el secretario general del PSOE pronunció una conferencia en la London School of Economics invitado por su director, Anthony Giddens, en la que resumió con una cita de Willy Brandt sus propuestas para una renovación política de la democracia en España: "Los problemas de la democracia se solucionan con más democracia". Tras ser presentado por el historiador Paul Preston y ante un auditorio de más de 300 personas, Almunia explicó su idea de la socialdemocracia para este nuevo siglo.

El líder del PSOE transitó desde las concepciones generales -"la socialdemocracia es la lucha por la supresión de todas las trabas al desarrollo de las potencialidades humanas"- hasta las propuestas más concretas: elección directa de los alcaldes por los ciudadanos y elección del director general de la televisión pública por el Parlamento.

El máximo dirigente socialista reconoció que, aunque la democracia española es muy joven, comparte problemas de países con más tradición democrática, como lo es el alejamiento de los ciudadanos respecto de la política y la sensación que éstos reciben de que los políticos no persiguen el interés general. Aunque ese comentario llevaba implícita una crítica a la gestión del Gobierno del Partido Popular, Almunia fue más lejos y admitió que muchas personas ven a los partidos políticos como organizaciones cerradas y cuyo principal objetivo es ganar elecciones.

Llegado a ese punto, el líder del PSOE precisó que la profundización de la democracia no pasa por explorar nuevos ámbitos donde aplicarla sino por afrontar su renovación con los medios que ofrece actualmente la política.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS