Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hospitales compraron irregularmente medicinas en 1997 por 6.605 millones

Los hospitales vascos compraron medicamentos por valor de 6.605 millones de pesetas sin seguir los procedimientos legales establecidos para este tipo de adquisiciones, según constata el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas en el informe de fiscalización de Osakidetza del año 1997. En lugar de sacar a concurso público la compra, cada centro negoció directamente con los proveedores, algo que no está previsto en la Ley de Contratos, norma que regula todo lo relacionado con los suministros de las administraciones para todo el Estado. El desembolso de 6.600 millones supone el 92,4% del total del dinero gastado ese año por los centros hospitalarios en productos farmacéuticos.El informe del órgano fiscalizador destaca la "inexistencia de expedientes de contratación" y el hecho de que los hospitales "negocian individualmente distintos descuentos sobre los medicamentos, sin que exista evidencia documental de esas negociaciones". Así, resalta que esta práctica produce "diferencias de precios entre los centros". Para el tribunal, la adquisición centralizada de los medicamentos contribuiría a "unificar y mejorar los precios".

El Servicio Vasco de Salud alega que la compra mediante negociación con los proveedores al margen de la Ley de Contratos se debe a que en 1997 esta norma no especificaba aún con claridad qué procedimientos había que seguir al comprar productos farmacéuticos, así que los hospitales se guiaron por la cultura de negociación existente hasta entonces. Ese mismo año se despejaron algunas dudas sobre la aplicación de la ley, pero, según Osakidetza, no se disponía de medios para implantar de forma súbita las nuevas reglas. Desde 1998 sí se aplican los nuevos procedimientos, recalca Osakidetza en su escrito de alegaciones, incorporado al informe de fiscalización.

El tribunal también censura a Osakidetza por emplear el recurso de fraccionar las compras y así obviar el procedimiento legal previsto para la adquisición de bienes, que obliga a sacar a concurso cualquier compra que exceda de un determinado importe. PASA A LA PÁGINA 4

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000

Más información

  • Cada centro negoció con los proveedores en vez de hacer un concurso público