Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ONCOLOGÍA

El riesgo de cáncer de mama, relacionado con la grasa abdominal

Las formas del cuerpo femenino parecen tener alguna relación con el riesgo de sufrir un cáncer de mama. Las mujeres cuyo cuerpo tiene forma de manzana (con más grasa en la cintura) podrían ser algo más susceptibles a desarrollar este proceso canceroso que aquellas que lo tienen en forma de pera (con más grasa en los glúteos), de acuerdo con un estudio epidemiológico que ha sido realizado con los datos médicos de 47.382 mujeres.Los resultados de esta investigación, que se publica en el número de diciembre del American Journal of Epidemiology, muestran que las mujeres que son más gruesas de cintura presentan un riesgo un 34% mayor de padecer un cáncer de mama, el tumor maligno más frecuente en el sexo femenino. Cuando se limitó el análisis a las mujeres posmenopáusicas que nunca habían recibido terapia hormonal sustitutoria, el riesgo resultó ser todavía mayor: las mujeres más gruesas de cintura presentaban un riesgo un 88% superior que el de aquellas que tenían una cintura más delgada.

Una de las cosas que este estudio epidemiológico viene a demostrar es que mientras la terapia hormonal sustitutoria puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria y de osteoporosis, por otro lado puede aumentar el riesgo de cáncer de mama, con independencia del volumen de la cintura de la mujer.

La razón por la que esta distinta distribución de la grasa en el cuerpo femenino afecta al riesgo de sufrir un cáncer de mama no está clara. Zhiping Huang, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harward (Estados Unidos), y los demás autores del estudio sugieren que la grasa de la zona central o alta del cuerpo es más profunda y puede estar más próxima a los órganos y glándulas que regulan el equilibrio hormonal que la grasa situada en otras zonas del organismo. Y, según los investigadores, estos cambios hormonales podrían ser responsables del mayor riesgo de cáncer de mama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 1999