Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:ROCK - BOGUSFLOW

Por encima de la media

El nuevo proyecto del guitarrista Alan Boguslavsky -nacido en Los Ángeles, criado en México y afincado en Zaragoza-, que, al igual que sus dos actuales compañeros, ha sido colaborador de Enrique Bunbury, se presentó en Madrid con un concierto intimista, pausado y etéreo. El trío, al que acompañan bajos secuenciados y pregrabados, desarrolla un estilo de ambientes doorsianos como acreditaban más descaradamente en el tema Not alone, aunque las puertas quedaban abiertas a otras influencias musicales, también de carácter espiritualista: Ben Harper, Pink Floyd, Jeff Buckley. El trío ofreció en el concierto los temas de su primer y escueto disco, cantado en inglés y lleno de referencias poéticas al sol, la luna o las estrellas, y lo primero en destacar es la atractiva mezcla alquímica entre los tres músicos. Se diría que con su trabajo resucitan el concepto de banda, entendida como aportación común de intuiciones y habilidades. Sin ser ninguno de los tres un virtuoso en su instrumento, la combinación resulta rica y queda patente que se van escuchando uno a otro con atención para poner la siguiente piedrecita en el leve muro de sonido que van creando.La voz de Alan es muy personal, cálida y expresiva, y hace verosímil lo que canta. El teclista Copi exhibe una original gama de sonidos y arreglos de teclados, en la que también están presentes elegantes figuras de piano que podrían evocar las más hermosas páginas musicales de Tom Waits. En cuanto al batería, el tempo que adquiere es simplemente perfecto, y va armado con golpes elegantes y con capacidad expresiva. Un batería que dice cosas cuando toca. Sólo se echa en falta cierto sentido de la medida en la duración de los temas -algunos resultan largos hasta el desasosiego- y -es sólo una opinión- un ligero toque funk para hacer el asunto algo más llevadero, más trotón, más despreocupadamente urbano, al estilo Fun Lovin' Criminals, que tampoco es mala influencia. En cualquier caso, temas como Madness Healthy, She o Roses in the garden ponen a Bogusflow, de salida, por encima de la media.

Bogusflow

Alan Boguslavsky (guitarra y voz), Ramón Gacías (batería) y Copi (batería). Sala Suristán. 800 pesetas. Madrid, martes 21 de diciembre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 1999