Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex directivo de Disney, culpable de pornografía infantil en la Red

Patrick Naughton, un ex directivo del grupo Disney que se encargaba de la supervisión de los contenidos infantiles en Internet, ha sido declarado culpable del delito de posesión de pornografía infantil, penado con hasta 10 años de cárcel en EEUU. Sin embargo el jurado no logró un veredicto sobre otras dos acusaciones que le habrían garantizado penas más severas: viajar de un Estado a otro para mantener relaciones sexuales con una menor, y usar Internet para propiciar ese encuentro.Naughton trabajaba para la empresa Infoseek, del grupo Disney, que le despidió inmediatamente cuando se produjo su detención. Disney también le retiró sus opciones sobre acciones, valoradas en más 15 millones de dólares (2.400 millones de pesetas).

A Patrick Naughton se debe en buena medida el florecimiento de Internet: colaboró con la empresa Sun Microsystems en la creación del lenguaje Java en el que se basa parte del funcionamiento actual de la Red.

Este ejecutivo participaba habitualmente en un foro de encuentro de Internet de contenido sexual. Allí entabló amistad con una persona que respondía al seudónimo de "KrysLA" y que se identificaba como una niña de 13 años con la que mantenía conversaciones diarias a través de Internet sobre prácticas sexuales y fantasías eróticas.

"KrysLA" sugirió a Naughton la posibilidad de encontrarse en Santa Monica, un barrio de Los Ángeles, y Naughton -que vivía en Seattle, a 1.600 kilómetros de distancia- acudió allí. En un lugar público fue al encuentro de "KrysLA", una mujer baja con una cartera escolar a la espalda que se identificó como agente del FBI. Naughton fue detenido y acusado de usar Internet para cometer un delito sexual contra una menor y de viajar entre Estados para llevarlo a cabo. En el registro de su ordenador se encontraron fotografías de pornografía infantil que añadieron una acusación más.

Delito provocado

El jurado sólo le ha declarado culpable por la posesión de material pornográfico, pero no llegó a un acuerdo sobre las dos acusaciones más graves. El jurado estaba formado por seis hombres (uno de ellos empleado de Disneylandia) y seis mujeres; las mujeres votaron mayoritariamente a favor de la culpabilidad, pero los hombres equilibraron la balanza. Un juez debe decidir en tres semanas si debe repetirse el juicio.

El abogado de Naughton, Donald Marks, demostró durante el juicio que su cliente no había viajado a Los Angeles expresamente para el encuentro con la menor y sostuvo que fue casual: al día siguiente tenía una reunión en la sede de Disney. Marks criticó que el FBI haya recurrido a la figura legal, aceptada en EEUU, de la provocación del delito: "Querían conseguir un premio y trataron de pescar al pez más gordo".

Naughton aseguró durante el juicio que ignoraba que en su ordenador existían fotografías de pornografía infantil y que siempre pensó que "KrysLA" bromeaba sobre su edad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1999