Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa de seguridad despide a tres vigilantes por apalear a un mendigo

Vilafranca del Penedès

La compañía de seguridad Ausysegur ha despedido fulminantemente a los tres vigilantes que fueron sorprendidos por un videoaficionado apaleando a un joven mendigo que se encontraba en la estación de Renfe de Vilafranca del Penedès (Barcelona) pidiendo dinero para comprar un billete de tren.Según el informe que redactaron los vigilantes, el indigente intentó agredirles cuando le pidieron que abandonara la estación. Pero las imágenes del videoaficionado desmienten esta versión. La emisión del vídeo de la brutal paliza a través de las cadenas de televisión Tele 5 y TV-3 ha puesto las cosas en su sitio, ya que en él se ve de forma clara a los tres vigilantes apaleando a un joven totalmente indefenso y que en ningún momento intenta agredir a nadie, sino que tan sólo se protege como buenamente puede del alud de porrazos y puñetazos que le propinan los guardas. Estas imágenes han sorprendido al Ayuntamiento de Vilafranca del Penedés, que no tenía ningún conocimiento de lo sucedido.

Tras la difusión del vídeo, la empresa Ausysegur emitió un comunicado en el que reconoce que lo expuesto en el informe por los tres vigilantes "no tiene nada que ver con la gravedad de los hechos que se aprecian en el vídeo" grabado por el aficionado. Por eso la empresa ha despedido a los empleados y ha informado de que ha emprendido "medidas legales de carácter civil y penal para salvaguardar la imagen de la compañía".

Discusión y golpes

El polémico incidente se produjo el pasado 28 de octubre. Aquel día, según fuentes de Renfe, un joven de la vecina población de Cunit se encontraba en la estación de ferrocarril de Vilafranca del Penedès. Tras preguntar por el precio de un billete, se puso a pedir dinero a las personas que había en aquel momento en la estación. Los tres vigilantes se dirigieron al joven para pedirle que se marchara. Al parecer, cuando ya estaban en la puerta de la estación, el indigente discutió con los empleados de Ausysegur, a los que aseguró que no tenía intención de irse, y empezó un desigual forcejeo de tres contra uno.Pero la discusión acabó en algo más que palabras y, cuando el joven quiso escapar, los tres vigilantes lo acorralaron a patadas y golpes de porra. En el parte de incidencias, los vigilantes expusieron que dos mujeres mayores se dirigieron a ellos para pedirles ayuda porque un joven que se encontraba en la estación las estaba acosando. Cuando fueron a pedirle explicaciones, relata el informe de los vigilantes, el joven intentó agredirles. La dirección de Ausysegur creyó entonces la versión de sus empleados.

Fuentes de Renfe aseguraron que en octubre se produjeron varios incidentes en las estaciones de la línea que une Sant Vicenç de Calders con Manresa y que en la de Vilafranca se cometieron varios hurtos. Ante este aumento de la inseguridad, los responsables de la estación pidieron a la dirección de Renfe en Barcelona que adoptara algún tipo de medida preventiva. Por ello la compañía ferroviaria contrató los servicios de la firma Ausysegur y esta empresa, durante unos días, envió a los tres vigilantes para que controlasen la estación, que habitualmente no tiene vigilancia directa.

El delegado de zona de Ausysegur, Juan Gutiérrez, asegura que no conoce la procedencia del vídeo y por qué tardo tanto en hacerse público. De momento, asegura, no hay ninguna denuncia interpuesta contra los vigilantes por parte del joven indigente agredido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1999

Más información

  • Un videoaficionado grabó la brutal agresión en una estación de Renfe