Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INGENIERÍA Biomecánica

Un equipo diseñado en Valencia analiza en un ordenador las pisadas de los deportistas

Daniel Boluda, ingeniero de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Valencia, ha diseñado un equipo de telemetría (obtención de medidas a distancia mediante los aparatos adecuados) que permite medir y analizar en un ordenador cualquier gesto (salto, giro) o señal (aceleración, ángulo de torsión de los músculos) de un deportista mientras éste, por ejemplo, se entrena. Boluda, de 26 años, ha obtenido por el desarrollo de este sistema el primer premio del certamen de proyectos o trabajos de fin de carrera relacionados con el deporte en el Instituto de Biomecánica de Valencia.

El nuevo equipo de telemetría -todavía no se comercializa- mejora las prestaciones del Biofoot, un avanzado sistema de plantillas instrumentadas - es decir, provistas de sensores- desarrollado en el Instituto de Biomecánica, que mide y analiza las presiones en la planta del pie en las condiciones en que éste se desenvuelve. De este modo se pueden prevenir lesiones, corregir defectos en el apoyo y mejorar el gesto deportivo con el objeto de conseguir un mayor rendimiento.Hasta ahora, sólo era posible obtener información con el sujeto conectado mediante un cable a una estación central que almacena los datos. Esto limitaba los movimientos del deportista, que se desenvolvía entre un amasijo de cables.

El nuevo equipo de telemetría mejora las prestaciones del Biofoot, ya que permite registrar los datos que transmite un deportista sin necesidad de cables que limiten o impidan la libertad de movimientos, abriendo el abanico de gestos y señales.

Por ejemplo, se podría medir la presión que soporta el pie de un saltador de longitud en el momento exacto del despegue; o analizar la técnica de su salto. Esto, hasta ahora, era imposible, porque el sujeto realizaba sus movimientos limitado por el espacio, en un recinto cerrado. Con el nuevo sistema, un deportista podrá entrenarse con un pequeño ordenador acoplado a su cintura cuya velocidad de transmisión es altísima.

Las aplicaciones del Biofoot al deporte son numerosas. En poco tiempo, los clubes profesionales podrán utilizar para sus entrenamientos equipos de telemetría. "Dentro de unos años no extrañará que un deportista lleve encima un ordenador", afirma Boluda, que ha desarrollado íntegramente su proyecto en el Instituto de Biomecánica de Valencia, contando con la colaboración de Francisco Parra, para las aplicaciones informáticas, y de José Montero, como coordinador del proyecto.

Pero no sólo el deporte se beneficia de este sistema. Otros campos como la ortopedia o la traumatología han sacado -y aún pueden explotarlo más- un provecho extraordinario del Biofoot. La incidencia de este sistema en ambos campos resultará extraordinaria, se ñalan los expertos.

Dentro de un tiempo, cualquier traumatólogo podrá disponer en su clínica de un sistema Biofoot, con lo que podrá determinar con más exactitud las causas de una lesión.

De momento, son pocas las consultas que cuentan con este revolucionario sistema. "Todos los profesionales que trabajan el pie pueden utilizarlo como técnica de medida", indica Montero.

El Biofoot se comenzó a desarrollar en el Instituto de Biomecánica de Valencia hace unos diez años y se comercializa desde hace cuatro. Actualmente este equipo sólo se vende en España, pero es en Valencia donde más aceptación ha tenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999