Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las instituciones vascas destinarán 4.800 millones al año a luchar contra las drogas

El nuevo Plan de Drogodependencias, elaborado por el Gobierno con la participación del resto de administraciones, dio ayer su primer paso. El aumento del consumo de alcohol entre los jóvenes será el principal caballo de batalla de los programas de prevención del IV Plan, ante la constatación de que el consumo del resto de sustancias estupefacientes se ha estabilizado. Gobierno, diputaciones y ayuntamientos destinarán 4.800 millones al año durante el periodo 2000-2002 a combatir el consumo de drogas.

Una comisión del Gobierno vasco integrada por varios departamentos con responsabilidades en el campo de la prevención dio ayer el visto bueno a la propuesta del IV Plan de Drogodependencias 2000-2002, cuyo objetivo es recoger de forma coordinada y global los programas y las acciones de prevención que las diferentes administraciones vascas desarrollan.El lehendakari, Juan José Ibarretxe, presidió la reunión de este foro, en el que también participaron el consejero de Justicia, Trabajo y Seguridad Social, Sabin Intxaurraga, y viceconsejeros de los departamentos de Sanidad, Educación, Interior, Cultura e Industria. Ahora será el Consejo de Gobierno el que apruebe el documento y posteriormente el Parlamento antes de que entre en vigor.

Las instituciones públicas de la comunidad autónoma desarrollarán 357 programas, integrados en 44 líneas de actuación, durante los próximos tres años en los campos de la prevención, el control de la oferta, asistencia, inserción y apoyo.

La secretaria de Drogodependencias, Kontxi Gabantxo, indicó que la novedad más importante del IV Plan respecto a los anteriores radica en la consulta y recogida de propuestas entre los expertos y los técnicos que desarrollan su trabajo de prevención "a pie de calle" junto a los drogadictos. "El Plan no es estático, de forma que, una vez aprobado, se pueden incorporarse mejoras o nuevas líneas de actuación", resaltó.

Hace una década el Parlamento vasco aprobó el I Plan de Drogodependencias. Según Gabantxo, los logros alcanzados desde entonces son "innegables", pero admite que persiste todavía la necesidad de una intervención "dinámica" que mejore la calidad de las intervenciones públicas y asegure su eficacia ante los "complejos" cambios que se producen en el ámbito de las drogodependencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 1999

Más información

  • IV Plan de Drogodependencias hará hincapié en el consumo de alcohol