Seis Estados alemanes votarán por mantener el embargo de la carne

Francia, Reino Unido y UE se reúnen mañana

Agencias

Los ministros de Sanidad de seis Estados de Alemania -Renania del Norte-Westfalia, Baviera, Bradeburgo, Schleswig-Holstein, Baden Württemberg y Renania Palatinado- manifestaron ayer su intención de votar en la Cámara de Representación Territorial (Budesrat) para mantener el veto a la carne británica, pese a la decisión comunitaria del pasado viernes de instar a Francia y Alemania a levantar ese bloqueo y a no temer ningún contagio de la enfermedad de las vacas locas. Los ministros anunciaron que presentarán una "resistencia pasiva" a la postura de los responsables científicos de la UE.La ministra alemana de Sanidad, la verde Andrea Fischer, tiene previsto reunirse jueves y viernes próximos con los ministros de los Estados para intentar buscar una solución al conflicto.

El comisario comunitario de Sanidad y Consumo, Davyd Byrne, se reunirá mañana con los ministros de Agricultura francés y británico, Jean Glavany y Nick Brown para discutir las consecuencias de la decisión de la Comisión Europea de instar a Francia y a Alemania a levantar el embargo sobre la carne británica de vacuno.

Según un comunicado emitido ayer por la Comisión Europea, "una solución calmada y razonable es con mucho la mejor manera de avanzar".

Antes de producirse el anuncio de la reunión de mañana, Byrne había indicado: "Hemos recibido una respuesta preliminar del primer ministro Jospin en las últimas horas en la que nos dice esperar a un examen completo esta semana para dar una respuesta definitiva el jueves. Hay por tanto una respuesta positiva de las autoridades francesas", añadió. El comisario europeo se mostró confiado en una solución rápida al contencioso francobritánico, lo cual evitaría un largo proceso ante los tribunales comunitarios.

Verdes

En Francia, el Partido Verde, socio del Gobierno, urgió a los socialistas a mantener el embargo. "La preocupación por la salud pública no debe ser sacrificada en nombre de intereses económicos a corto plazo", manifestaron ayer los verdes en una nota oficial. Según esa nota, el veredicto de los científicos de la Unión Europea es "más bien el resultado de presiones políticas y económicas que un juicio emitido con calma". Los verdes añaden que "ese comportamiento es un doloroso recordatorio de los errores de la Comisión Europea después de que se hizo público el escándalo de las vacas locas".La argumentación de los verdes dice basarse en los informes de carácter mensual que indican que el número de reses contagiadas por la enfermedad no decrece en el Reino Unido.

Mientras, en Londres, el primer ministro británico Tony Blair anunció ayer que en las próximas semanas convocará una reunión de alto nivel con ministros y ganaderos para promocionar las exportaciones de vacuno británico.

Se trata, en palabras de un portavoz gubernamental, de proporcionar "un auténtico empujón" a una carne que, en palabras del primer ministro, "es la mejor del mundo después de las medidas que hemos tomado tras la crisis de las vacas locas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de octubre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50