Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'Misa de réquiem' de Dvorak abre los conciertos del Teatro Real

El coliseo reemprende la campaña para acercar al público joven

Es el ciclo en el que más entradas se pueden encontrar para escuchar algo en el Teatro Real y a mejores precios. Se celebra los sábados por la tarde y los domingos por la mañana. Hoy arranca la temporada de conciertos en el coliseo de más pedigrí de Madrid con la Misa de réquiem de Antonin Dvorak. Será bajo la dirección del maestro García Navarro, titular de la Orquesta Sinfónica de Madrid y el coro de RTVE.

Este año sigue en vigor la campaña Los domingos del Real. Conciertos en familia, una iniciativa que cuajó la temporada anterior y que pretendía acercar a un tipo de público alternativo al coliseo de la plaza de Oriente con el que enterrar, en algún aspecto, ese virus de elitismo que tan interesados están sus responsables en quitarse de encima.Es algo que de hecho existe, porque no todo el mundo puede pagar los precios astronómicos de las óperas y porque sigue siendo difícil encontrar entradas para las representaciones que son las estrellas del programa anual del teatro. Por eso, estos conciertos que se ofrecen los sábados en primicia a las ocho de la tarde se repiten los domingos en sesión de matinée, como antaño las películas de El Zorro en los cines, con ofertas suculentas además que pretenden acercar una imagen próxima y familiar de este centro.

Los niños, gratis

Así que la ocasión la pintan calva para que padres con niños, a cambio de un dinero razonable, disfruten de los conciertos del fin de semana, y con ello, poco a poco, pasito a pasito, crear una cantera de melómanos que revierta en más abonos para el futuro. Para ello, cada adulto que compre una entrada puede adquirir otra de idéntica calidad para niños de seis a 14 años de edad. Además habrá descuentos de un 50% para jóvenes de entre 15 y 25.

El ciclo de conciertos empieza hoy con la obra de Dvorak a cargo del maestro García Navarro, director artístico del Teatro Real también, quien subirá al podio del escenario para ponerse al frente de la orquesta de la que es titular, la Sinfónica de Madrid, formación que le acaba de renovar su confianza con un amplísimo respaldo.

El coro de Radiotelevisión Española, la soprano Eva Jenis, la mezzo Catherine Wyn-Rogers, el tenor Donald Litaker y el bajo Askar Abdrazakov se harán cargo del aspecto vocal de una obra compuesta en 1890 por uno de los artistas más representativos del nacionalismo musical del pasado siglo por encargo del Festival de Birmingham.

Serán cinco conciertos en total a lo largo del curso, que se cerrarán con un lujo mayúsculo: la presencia de Daniel Barenboim al frente de la Staaskapelle de Berlín, con un programa aún por determinar. El director y pianista de origen argentino será el protagonista absoluto del festival de verano que el teatro ha organizado por primera vez para junio y julio del año 2000. Por aquellas fechas, este músico superlativo, la primera gran batuta que pisará el Teatro Real desde que se reinaugurara hace tres años, también dirigirá un Don Giovanni, de Mozart, y un montaje de Tristán e Isolda, obra crucial de Richard Wagner.

Penderecki

El siguiente concierto del ciclo que se pone de largo esta noche se celebrará los días 8 y 9 de enero, cuando le toca el turno al compositor y director de orquesta polaco Kryzstof Penderecki, que traerá una obra propia, Las siete puertas de Jerusalén, con la Orquesta Sinfónica de Madrid y el coro de Valencia. En tercer lugar, el 26 y el 27 de febrero vuelve el coro valenciano también con la orquesta de la misma ciudad y el London Philharmonic Choir para interpretar la Misa solemnis, opus 123, de Beethoven, de nuevo con García Navarro en la dirección. Ya el 15 y el 16 de abril, el coro y la Orquesta del Gran Teatre del Liceu, con Bertrand de Billy al frente, aparecerán en el Teatro Real con el Canto del destino, de Brahms, y la Sinfonía número 2, la famosa Resurrección, de Gustav Mahler.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 1999