Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EPIDEMIOLOGÍA

Niños de 9 a 14 años piensan en el tabaco como adelgazante

La idea, equivocada, de que el tabaco adelgaza ha arraigado tanto, que muchos adolescentes e incluso niños están pensando en fumar como un medio para perder peso. Así lo ha puesto de manifiesto un estudio realizado con más de 15.000 niños de entre 9 y 14 años realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston (EEUU). La investigación ha demostrado que el 17% de las chicas y el 15% de los chicos habían fumado ya en alguna ocasión o estaban pensando en comenzar a hacerlo, y que la mayor parte de estos niños declaraban al mismo tiempo estar muy preocupados por su peso.La investigación, dirigida por Lindsay Frazier, se publica en el número de octubre de la revista Pediatrics. Las encuestas revelan que aquellos niños que estaban pensando en comenzar a fumar tenían un 65% más probabilidades de considerarse gordos que los que no mostraban interés por el tabaco. Y las chicas que estaban pensando en comenzar a fumar tenían dos veces más posibilidades de ser infelices por su aspecto físico que las que no habían pensado en hacerlo.

Entre los chicos que ya fumaban había un mayor porcentaje que también hacía ejercicio para adelgazar, y entre las chicas fumadoras, mayor porcentaje que también hacía dieta. El estudio observa una tendencia a que la edad de inicio en el hábito tabáquico sea cada vez más temprana, y advierte de que cuanto más temprana es la edad de inicio, mayor es la persistencia en el hábito. Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, el número de jóvenes fumadores ha aumentado entre 1991 y 1997 desde un 27,5% hasta un 36,4%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1999