Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indemnizado con 80.000 pesetas un marroquí que fue detenido por error

El Ministerio de Justicia ha tenido que indemnizar con 80.000 pesetas a un inmigrante marroquí que fue detenido por error en San Sebastián y pasó ocho días en prisión. Los hechos ocurrieron el 22 de abril de 1997. Noureddine K. fue detenido por agentes de la Guardia Municipal de la capital donostiarra al creer que se trataba de una persona sobre la que recaían tres órdenes de busca y captura, por lo que ingresó durante ocho días en prisión, hasta que, a instancias de la asociación SOS Racismo, se cotejaron sus huellas con las de quien está reclamadó por la Justicia y se comprobó que no se trataba de la misma persona. La agrupación contra el racismo pidió al Ministerio de Justicia una indemnización para resarcir al detenido de los daños causados. La ministra, Margarita Mariscal de Gante, dictó el pasado 2 de septiembre una resolución en la que se reconocía que se produjo un "funcionamiento anómalo de los servicios judiciales" y que el detenido sufrió "una prisión injusta que le ha originado daños y perjuicios". SOS Racismo de Guipúzcoa criticó ayer en un comunicado que el ciudadano marroquí fuese detenido y encarcelado sin que se le escuchara o comprobara su identidad, basándose en una "presunción de culpabilidad" y en la idea de que "un inmigrante árabe es culpable mientras no se demuestre lo contrario". Tras más de dos años se ha conseguido esta indemnización al "reconocer que hubo un funcionamiento anómalo de la Justicia" y se ha logrado que la Guardia Municipal destruya las huellas y fotos que tomó al inmigrante y que el Cuerpo Nacional de Policía haya corregido su base de datos, destacó SOS Racismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999