Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa congela el ascenso a coronel de un procesado en el 'caso Brouard'

El Ministerio de Defensa tiene congelado el ascenso de Rafael Masa González, de 57 años, a coronel de la Guardia Civil, según fuentes del instituto armado, que consideran que este oficial tiene derecho a ese empleo tras reingresar en el cuerpo como consecuencia de la sentencia del Supremo que el pasado 11 de diciembre anuló la condena que pesaba sobre él por el caso Linaza. Masa está preso y procesado en relación con el caso Brouard.

El Boletín Oficial de Defensa publicó el pasado 4 de agosto una orden anulando otra anterior del 19 de mayo de 1995 por la que se expulsaba a Masa de la Guardia Civil y perdía la condición de militar de carrera tras ser condenado a seis años de inhabilitación por un delito de prevaricación en relación con las torturas sufridas por Tomás Linaza en mayo de 1981.La reciente orden de Defensa suponía en la práctica la readmisión del teniente coronel en la Guardia Civil en aplicación de la sentencia 1547 / 98 del Tribunal Supremo, que dejaba sin efecto la condena anterior, al declarar prescrito el delito que se le imputaba. La invalidación de la pena y la subsiguiente "extinción de responsabilidad criminal" suponía, pues, la inmediata reincorporación de Masa al instituto armado y el abono de todos los haberes dejados de percibir en los cuatro años en que estuvo expulsado de la Guardia Civil (se calcula que unos 12 millones).

La orden de Defensa del pasado agosto dejaba sin efecto la expulsión de Masa, pero a la vez declaraba que quedara en "la situación de suspenso en sus funciones" y encuadrado a efectos de régimen interior en la Comandancia de Madrid, al estar incurso en el sumario101/84 de Bilbao (el relativo al asesinato del pediatra Santiago Brouard, dirigente de HB, en Bilbao en 1984). Por este asunto está en prisión preventiva en la cárcel de Alcalá-Meco (Madrid).

Fuentes de la Guardia Civil consideran que Masa tiene que ser ascendido a coronel, teniendo en cuenta que actualmente disfruta de todos sus derechos y que sus compañeros de promoción ya se hallan disfrutando de esa graduación. Las fuentes informantes creen que el hecho de estar suspendido de funciones no es obstáculo para que se le conceda el grado de coronel. En cualquier caso, Masa pasará obligatoriamente a la reserva el próximo mes de mayo, al cumplir los 58 años.

La disposición del Ministerio de Defensa reconoce que a Masa y a otros cinco guardias civiles que fueron en su día condenados por el caso Linaza "les será de abono el tiempo de servicio que les hubiera correspondido desde el 26 de enero de 1994, fecha en que la sentencia adquirió firmeza [antes de ser anulada por el Supremo el pasado diciembre]". También establece que se les abonen "las retribuciones económicas dejadas de percibir" desde el día en que se hizo efectiva la pérdida de la condición de militar de carrera (el 19 de mayo de 1995, fecha de su publicación en el Boletín Oficial de Defensa). Pero fuentes próximas a Masa dijeron ayer que no ha cobrado "ni una peseta".

Los agentes afectados, además del teniente coronel, son el brigada Ángel Fuentes Romero, los cabos primeros Julián Pérez Montesinos y Santiago López Rico, y los guardias civiles Diego Cerón García y Miguel Caballero Sánchez.

Morcillo sigue libre

El juez José Luis González Armengol, que instruye la reapertura del caso Brouard, rechazó ayer el recurso contra el auto de prisión de Masa y del ex director de la Seguridad del Estado, Julián Sancristóbal, procesados como cooperador necesario y organizador e inductor del asesinato de Brouard, respectivamente. En el auto, el juez mantiene que Masa continúe preso en la cárcel civil de Alcalá-Meco, pese a ser militar. El instructor argumenta que el teniente coronel está inmerso en un proceso común y, además, que "no consta" su reincorporación a la Guardia Civil, "ni su cargo ni su destino", por lo que por ahora no será trasladado a la prisión militar de Alcalá de Henares.

El juez mantiene en libertad a Luis Morcillo Pinillos, procesado como presunto asesino del dirigente de HB, aunque le impone una medida cautelar que antes no tenía: comparecer en el juzgado más cercano a su residencia los días 1 y 15 de cada mes. El juez ha rechazado también dos recursos contra su negativa a autorizar una rueda de reconocimiento de Morcillo con la enfermera del doctor Brouard, la cual abrió la puerta a los dos mercenarios, así como otras pruebas pedidas por las defensas de Masa, Sancristóbal y el ex comisario de policía Miguel Planchuelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1999

Más información

  • El juez de Bilbao mantiene al oficial en la prisión civil de Alcalá-Meco