Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penas de cárcel para un médico y los directivos del laboratorio que le sobornaron

Dos directivos del laboratorio farmacéutico barcelonés Kendall han sido condenados a dos años de cárcel por la Audiencia de Madrid por sobornar a un médico de la Seguridad Social para que recetase sus fármacos. El caso fue destapado en 1996. Los condenados son Luis Bahamonde, administrador único de Kendall, y Agustín Mancheño, delegado en Madrid del laboratorio (del que posteriormente fue despedido). El facultativo, Rafael García Bobadilla, también ha sido condenado a cuatro años de cárcel por cohecho y falsedad, ya que, además de aceptar dinero y estancias gratuitas en congresos, falsificó al menos 224 recetas. El tribunal cifra en dos millones la estafa a la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 1999