Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una máquina portátil facilita la diálisis automática durante el sueño

Más de 30.000 personas padecen insuficiencia renal en España

Una nueva máquina portátil e informatizada permite a los enfermos renales crónicos realizar su diálisis de forma automatizada en su domicilio mientras duermen, lo que supone una mejora notable en su calidad de vida. El médico puede programar en un disquete la infomación necesaria para el control del proceso, llamado telediálisis, y recibir por módem los datos que reflejan la evolución del tratamiento.

La nueva máquina, que se presentó ayer en el 36º Congreso Anual de la Asociación Europea de Diálisis y Trasplante Renal, sólo ha sido probada de forma experimental en España por seis pacientes, pero su número potencial de usuarios es muy alto. El número de pacientes con insuficiencia renal ha aumentado en España un 40% en los últimos ocho años, y supera ya los 30.000 afectados. De ellos, unos 17.000 precisan un tratamiento de diálisis.

"Esta nueva técnica supone un gran avance en la mejora de la calidad de vida del paciente: permite total libertad de movimiento durante el día, lo que facilita una vida profesional con absoluta normalidad", dice Ana Rodríguez Carmona, de la Unidad de Nefrología del Hospital Juan Canalejo de A Coruña, uno de los primeros centros que ha probado este nuevo sistema.

Rodríguez Carmona añade que el nuevo equipo "permite a la unidad de diálisis del hospital un amplio acceso a la información terapéutica, y los especialistas pueden identificar los problemas y ajustar las prescripciones sin que sea necesaria la presencia del paciente".

La mejor alternativa para el enfermo renal crónico es el trasplante de riñón, pero, aunque España se encuentra entre los primeros países del mundo en número de trasplantes renales, actualmente, se encuentran en espera 3.800 pacientes.

Además, sólo el 21% de los pacientes tiene acceso a la lista de espera para el trasplante. Para el resto, la diálisis, en cualqiera de sus modalidades, es la única alternativa y le impide seguir con su vida normal por la alta inversión de tiempo que incluyen estos tratamientos.

Desde 1984 existe la diálisis peritoneal automatizada, en la que los intercambios de sangre se producen automáticamente mientras el paciente duerme mediante una máquina que tiene en casa. Pero el enfermo tiene que grabar manualmente en la máquina todos los parámetros del tratamiento para luego hacer los ajustes. En 1998, casi el 40% de los pacientes utilizaba la modalidad automatizada nocturna. La nueva técnica hace accesible la diálisis domiciliaria nocturna a mayor número de pacientes.

Los tratamientos de diálisis son costeados por la Seguridad Social. Según la coordinadora de la Organización Nacional de Trasplantes, Blanca Miranda, si la nueva técnica demuestra su utilidad en los ensayos, será también financiada por la sanidad pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1999