La Diputación de Valencia acota las fotos más "duras" de Mappelthorpe

La configuración de la exposición retrospectiva de la obra del fotógrafo Robert Mappelthorpe, que se inaugurará el próximo día 16 en el Centre Cultural la Beneficència de Valencia, ha suscitado polémica en medios culturales y políticos de la ciudad. Una polémica que se generó al trascender que las fotografías de las carpetas X y Z, como el propio artista las denominaba, se exhibirán en un espacio reservado, diferenciado por unos paneles del resto de la exposición. También se colocará un cartel que indicará que los menores deberán visitar esa parte de la muestra acompañados por sus padres. Esas obras contienen imágenes de desnudos y de diferentes prácticas sexuales, muchas de ellas de carácter homosexual. Son estas últimas las que han suscitado la polémica en un doble sentido. En medios conservadores se ha criticado abiertamente la organización de esta exposición en un centro público; por otro lado, se ha acusado a la dirección del complejo cultural de la Diputación, gobernada por el PP, de censurar las fotografías de Mappelthorpe (1946-1989), un artista de reconocido prestigio internacional cuya obra, no obstante, ha provocado el rechazo de los círculos más reaccionarios de su país natal, Estados Unidos, entre otros.

"Proteger"

El director del Centre Cultural la Beneficència y promotor de la exposición, Manuel Muñoz, negó ayer haber recibido cualquier tipo de presión para separar las carpetas X y Z del resto de la exposición, compuesta por un centenar de fotografías. Sostuvo que desde el principio pensó en la citada distribución en atención a los "70.000 escolares que visitan el centro durante el año" con el ánimo de "proteger" y nunca de "censurar". Así se lo comunicó al comisario de la muestra, Christian Caujolle, amigo del fallecido Mappelthorpe, quien dio su visto bueno a la idea, según apuntó Muñoz. Éste rechazó, además, que la separación por unos paneles signifique segregar las imágenes "más duras a un cuarto oscuro o una sala X, como se ha dicho por ahí ". De hecho, insistió en que forman parte del mismo recorrido expositivo. Muñoz añadió que la Fundación Joan Miró también exhibió las fotografías objeto de la polémica con la advertencia de que podían herir la sensibilidad del público en el inicio de la exposición, aunque no se creó ningún espacio reservado como en Valencia. Espacio que Muñoz defendió en relación al carácter público del centro cultural. El director de la Beneficència también señaló que Mappelthorpe dejó en su testamento indicaciones de que las exposiciones retrospectivas sobre su obra debían incluir las carpetas X y Z.

Molesto por la polémica, Muñoz apeló a la importancia artística de la exposición, que reúne 137 fotografías originales de Mappelthorpe y ofrece hasta el 28 de noviembre un recorrido por su obra más representativa, desde los desnudos y las imágenes sexuales hasta los retratos o las fotografías de flores.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS