Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rector de la URV rechaza la intervención del defensor del pueblo

El rector de la Universidad Rovira i Virgili (URV), Lluís Arola, considera que el defensor del pueblo, Fernando Álvarez de Miranda, debería haberse abstenido de intervenir en el conflicto existente con dos profesores que fueron apartados del tribunal de corrección de las pruebas de selectividad por cuestionar la legalidad de que éstas se celebraran exclusivamente en catalán. La universidad recordó que uno de los profesores, Josefina Albert, tiene interpuesta una demanda judicial y que el defensor debe interrumpir su investigación siempre que sean los juzgados los que deban pronunciarse sobre una cuestión determinada. Arola declinó pronunciarse sobre el contenido del dictamen de Álvarez de Miranda, que se pone de parte de los profesores y los considera represaliados porque éstos se pusieron en contacto con su institución para denunciar la exclusividad del catalán en las pruebas de selectividad y que a un alumno se le negó una copia del examen en castellano. El defensor recomienda que se considere a los profesores Josefina Albert y José María Fernández aptos para formar parte del tribunal de corrección y se haga una declaración oficial en este sentido. Albert aseguró que aportará el texto al sumario que se instruye en el juzgado por la denuncia que interpuso contra el rector y tres vicerrectores por prevaricación y atentar contra los derechos civiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1999