Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA DEVASTACIÓN DEL FUEGO

Más de 180 fuegos en un año de alto riesgo por la sequía

El riesgo de incendios en la región madrileña este año es muy alto, según los bomberos. Por la falta de lluvia, la vegetación está muy seca y eso hace que el fuego se propague muy rápidamente, tal como ayer ocurrió en San Lorenzo de El Escorial. Las altas temperaturas y la sequía han llevado a declarar el estado de máxima alerta en la Comunidad. No obstante, sólo el 5% de los incendios forestales tiene causas naturales, calculan los bomberos. El 95% de los fuegos son provocados por personas.Desde el comienzo del presente año, son ya 185 los incendios forestales registrados en la Comunidad de Madrid, incluido el de ayer, según los bomberos regionales. La cifra casi triplica a la del mismo periodo del año pasado: 70 fuegos, 115 menos. Hasta ayer, las hectáreas quemadas este año ascendían a 491; de ellas, 40 correspondían a superficie arbolada. La superficie forestal de la Comunidad de Madrid es de 392.968 hectáreas, es decir, el 48,95% del total de su territorio. Sólo la mitad de este área forestal está cubierta con árboles. Una cuarta parte del territorio madrileño está prácticamente desarbolada.

En 1998, hasta mediados de agosto habían ardido 134 hectáreas forestales, de las cuales 38 eran arboladas. En todo el año 1997 se produjeron 117 fuegos, pero la cifra de hectáreas arrasadas fue menor: 86, de las que 10 correspondieron a superficie arbolada. Los años negros, sin embargo, fueron 1986, cuando se quemaron 2.581 hectáreas (1.866 arboladas), y 1990: entonces el fuego arrasó 2.040 hectáreas, de las cuales sólo 327 correspondían a zona con vegetación alta.

Hasta el siniestro de ayer, el incendio más grave de 1999 era el ocurrido en julio en Torrelaguna (a 60 kilómetros de Madrid). Arrasó más de 100 hectáreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 1999