Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amigos en la carretera

Lo de Aute y Silvio Rodríguez es la historia de una entrañable amistad. En 1970 llegaron a Cuba unas cintas con los primeros discos de Aute. Silvio Rodríguez y Pablo Milanés enseguida le escribieron. A partir de entonces se comenzaron a intercambiar grabaciones. La química entre Silvio y Luis Eduardo se ha ido incrementando. Ahora son inseperables, por teléfono o en directo. Ambos tienen pinta de gente seria, y lo son. Pero compartir con ellos una jornada constituye un recreo de risas y lucidez. Eso sí, antes del concierto, los dos están en situación de máxima alerta. Aute no prueba bocado en todo el día. Silvio, muy poco, pero le gusta llegar el día anterior para "empaparse de la gente, del olor y de los edificios". Aute prefiere llegar y besar el santo. Entre ellos no hablan demasiado: se entienden con la mirada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 1999